5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 11 de agosto de 2016, 02:00

En un violento operativo desalojan a vendedores ubicados frente al IPS

Gritos, llantos e impotencia reinaron ayer en el marco del aparatoso y violento operativo encabezado por la Municipalidad de Asunción y la Policía Nacional para desalojar a los vendedores ambulantes de la vereda del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS), ubicado sobre la avenida Sacramento.

La desocupación y liberación del espacio de dominio público se realizó por quinta vez, conjuntamente con la Policía Nacional que usó la fuerza para impedir que los comerciantes se resistan al operativo de despeje de la vía pública. Las chipas, los yuyos y los hielos quedaron esparcidos por el suelo tras finalizar el operativo de despeje de la vía pública.

Los funcionarios municipales se tuvieron que refugiar de los comerciantes en el predio de la previsional.

Estimativamente, 30 personas ocupaban el espacio público frente al IPS. El operativo se realizó a primeras horas de la mañana de manera sorpresiva.

Los productos comestibles, mesas, sillas, enseres y conservadoras se incautaron pese a la resistencia de los comerciantes. Raúl Martínez, uno de los afectados, denunció que no recibieron ninguna orden de desalojo. La pérdida estimada por cada vendedor es de casi G. 500.000 cada uno.

PROCEDIMIENTO. El titular de la Dirección de la Policía Municipal de Vigilancia, Víctor López, dijo que los vendedores actuaron con mucha violencia. “En realidad fue algo bastante violento por parte de los vendedores. Nos empezaron a agredir”.

Los productos decomisados serán entregados una vez que los comerciantes paguen la multa, explicó. Tras el procedimiento, se labró un acta de intervención para abrir un sumario administrativo a los informales. Las multas van de 10 a 300 jornales. López señaló que las personas fueron notificadas correspondientemente sobre el desalojo.

“En el caso del IPS, son los de siempre los que vuelven a colocarse”, sostuvo López al tiempo de añadir que va por la quinta vez que se realiza el operativo desde el 2014.

La Municipalidad de Asunción coordinará con la Policía Nacional un control efectivo para evitar que las personas vuelvan a ocupar el espacio público. La misión de la policía será repeler a los comerciantes ambulantes para que no vuelvan a colocar sus puestos en la vereda, indicó.

El desalojo y posterior reocupación del espacio es una constante frente al Hospital Central del IPS. Pese a que existe una resolución que prohíbe ocupar el sitio, las personas vuelven o ocupar el espacio público. La ordenanza municipal prohíbe la colocación de puestos de venta a 200 metros a la redonda.

La Comuna asuncena hace meses realizó el mismo operativo de desalojo de vendedores frente al Hospital Barrio Obrero, el Hospital del Trauma y el Hospital San Pablo. Sin embargo, pese al procedimiento los puestos se vuelven a colocar en las veredas frente a los hospitales.