8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 23 de agosto de 2016, 01:00

En todos los barrios hay delincuentes

A muchos asuncenos les gustaría conocer la situación real de los Bañados de la ciudad.

Pero sin embargo, pocos asuncenos se atreven a visitarlos. “Hay mucha delincuencia”, dicen. Sobre esto vamos a reflexionar juntos unos minutos.

Parto de una definición, que no es completa porque está hecha, en muchas ocasiones, en beneficio de un sistema que favorece a delincuentes intocables por la situación económica o política que tienen.

“Delito es acto ilícito sancionado por la ley”. Pero, ¿esta sanción alcanza también a todos los que corporativamente hicieron esta ley? En teoría sí. En la práctica casi nunca. Y si los alcanza a alguno, van por poco tiempo y a un lugar vip de detención.

Esto crea una sensación falsa sobre la seguridad.

Nos quejamos de que no hay suficiente seguridad y la probamos con la cantidad directa de los muchos robos callejeros o caseros. Esto es cierto y va en aumento.

Pero casi siempre nos fijamos solamente en los ladrones de gallina y olvidamos a los ladrones de guantes blancos.

Estos existen y son los que toman aquellas determinaciones públicas o privadas, políticas o laborales, de acción u omisión, que roban a los que menos tienen y que además, por la desesperación de sus víctimas fomentan la cantidad de delitos señalados más arriba.

En los barrios ricos y en los pobres hay delincuentes. Nativos o importados.

Los barrios ricos son una tentación para los delincuentes pobres y en los barrios pobres se nota las medidas de delincuentes ricos que por su egoísmo no crean fuentes de trabajo o que por su corrupción no hacen políticas públicas para los empobrecidos.

En todos los barrios pobres y ricos hay delincuentes. Solamente varía en la cantidad y en el tamaño grande o pequeño de su delincuencia.

Una invitación: Les invito y les acompaño para conocer la vida de los Bañados.