16 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 30 de junio de 2017, 01:00

En Ñeembucú hay 50.000 cabezas de ganado menos

Alrededor de 50.000 cabezas de ganado se perdieron en el Departamento de Ñeembucú como consecuencia de las inundaciones, informó Guillermo Sisul, presidente de la regional de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

Este número lo conforman los animales muertos, los vendidos y los trasladados a otros departamentos, explicó el ganadero.

En lo que tiene que ver con la mortandad de los animales, se registraron 3.000 muertes de vacunos vinculadas con los estragos que causó el agua, especificó Sisul.

Es decir, la gran mayoría fue vendida o trasladada para su resguardo, indicó. De esta manera, el hato ganadero del departamento queda en 400.000 cabezas actualmente.

Por fortuna, el agua del río ya está bajando y dejó de llover. Las pasturas y los establecimientos se están secando y los animales tienen de nuevo espacio donde estar.

Sisul dijo que lo que más hubo en los últimos meses fue la venta masiva de los animales en peligro. La ARP se aseguró de que los precios no sean irrisorios y se constituyan en una pérdida aún mayor para los productores del Sur.

No obstante, el verdadero temor es lo que podría pasar en el largo plazo. Entre los animales vendidos, se comercializaron muchas hembras preñadas y terneros, lo que influirá en el tamaño del hato ganadero en los siguientes meses, explicó.

Lo más probable es que el número de animales se mantenga, o que crezca levemente, indicó Sisul. El crecimiento a una tasa habitual está descartado a estas alturas.

Si el clima se mantiene como está ahora, siempre hay más posibilidades de mejora, resaltó.

En cuanto a la agricultura, reiteró que todas las fincas de los agricultores fueron perjudicadas. Aún no hay condiciones para plantar, por lo que dependen de la ayuda y los alimentos que afortunadamente siguen llegando a la zona, comentó.