17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 29 de marzo de 2017, 01:00

En medio de la tensión, los senadores protagonizaron varias escaramuzas

No se llegó a los golpes, pero hubo todo tipo de insultos durante la tensa jornada que se vivió ayer en el Senado, que tuvo su primera etapa en la sala de sesiones, donde 44 legisladores disputaron.

La sala de sesiones se convirtió en un escenario de trifulcas entre los anti y los pro enmienda, donde hubo insultos y empujones.

Durante toda la mañana, la tensión se apoderó de la sala de sesiones, y se evidenciaba el nerviosismo a flor de piel en ambos bandos.

Varios de los senadores a favor de la enmienda fueron blanco de insultos y careos de parte de los opositores y disidentes colorados.

Julio César Velázquez fue el más vapuleado, ya que luego de autoproclamarse como presidente del Congreso, sus colegas le lanzaron varios insultos.

"Sos un cagón y cobarde, te vendiste al cartismo. No tenés vergüenza, sos un vendido, payaso cartista", le gritó Silvio Ovelar.

Eduardo Petta quiso hacerle entrar en razón y le dijo que carece de validez su resolución. "Usted no es presidente del Congreso, esto carece de validez", le dijo Petta.

Mientras Velázquez era escoltado por sus secretarios y guardias hasta la salida de la sala, donde fue llevado por el comisario Enrique Darío Isasi, jefe de la Agrupación Especializada, el senador se llevó el peor insulto.

"Sos un infeliz y vendido al cartismo. Vení pues nde gordo tavyron reikoa, vení pues acá, Julio. ¡Cobarde!", gritó Óscar Cachito Salomón.

Antes de eso el primer momento tenso se vivió cuando Silvio Ovelar denunció que había guardias armados dentro de la sala de sesiones y seguidamente Enrique Bacchetta, Desirée Masi y otros pidieron que sean echados de la sala de sesiones. Ante eso, el senador Carlos Núñez pidió que los miembros de la prensa sean también desalojados del recinto, reclamo que no tuvo eco, ya que los antienmienda querían que la prensa esté observando en todo momento lo que ocurría.

Ya cuando se retiraba el senador Carlos Filizzola, le alcanzó el senador Luis Alberto Wagner, quien dijo que su postura era lamentable. "Estás violando la Constitución y estás sometido al proyecto de reelección de Horacio Cartes", le inquirió, y este le acusó de trabajar a favor de un "proyecto neoliberal y empresarial".