4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 10 de agosto de 2016, 03:14

En Irán "no hay lugar" para "ningún compromiso" con los EEUU, dice Jameneí

Teherán, 10 ago (EFE).- El líder supremo de Irán, Alí Jameneí, afirmó que en su país "no hay lugar" para "ningún compromiso ni negligencia" en mantener la distancia con los EEUU y que la República Islámica "nunca se retractará" de distanciarse de las políticas de Washington.

Así se expresó Jameneí, la mayor figura política y religiosa del país, cuya palabra es siempre la última en cualquier asunto público, durante un encuentro con funcionarios del Ministerio de Inteligencia, a los que calificó como "bastión" en defensa de la revolución islámica, informa hoy la prensa local.

"Mantener la distancia de la cabeza del movimiento arrogante (los EE.UU) era uno de los principios más importantes y definitivos del gran fundador de la República Islámica (Ruholá Jomeini), y aquí no hay lugar para ningún compromiso o negligencia en este aspecto", sentenció el líder.

En ese sentido, resaltó la figura del Ministerio de Inteligencia, un departamento gubernamental cuyo cargo no es elegido ni controlado por el presidente sino directamente por él mismo, y que en la actualidad es dirigido por el clérigo chiíta Mahmud Alavi.

"El Ministerio de Inteligencia es la corteza protectora del régimen islámico y nunca debería volverse vulnerable", añadió.

Además, Jameneí apuntó que el trabajo del Ministerio también es el de proteger "la fe" de los iraníes y consideró que cualquier movimiento orientado a "debilitar" las creencias del pueblo es "traición".

"El poder defensivo que ha mantenido al país durante todos estos años ha sido el poder de la fe y, si esta fuerte y eficiente arma es debilitada, nos conducirá a muchos problemas", indicó.

Este mensaje de Jameneí, muy difundido por los medios iraníes, tuvo, como es habitual en cada discurso del líder, varios destinatarios tanto dentro como fuera del país.

Así, el líder dejó claro por enésima vez su rechazo a los EEUU y a cualquier aproximación a Washington tras el acuerdo nuclear, un movimiento que muchos esperaban que podría producirse.

Además, defendió la figura del Ministerio de Inteligencia, que fue motivo de una dura lucha política entre él y el expresidente Mahmud Admadineyad (2005-2013), un recordatorio que surge justo cuando el exmandatario, según especula la prensa iraní, parece dispuesto a presentarse como candidato a las elecciones de 2017.

En un tercer lugar, avisó al actual presidente Hasán Rohaní, de tendencia moderada y dispuesto a levantar parte de las restricciones sociales que imperan en el país, de que cualquier movimiento en este campo podrá toparse con la oposición del Ministerio de Inteligencia, y, por extensión, de él mismo.