19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
30°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 4 de agosto de 2017, 15:30

"En el Senado se podrían garantizar votos para rechazar el veto", dice Lugo

El presidente del Congreso, Fernando Lugo, afirmó que la Cámara de Senadores rechazaría el veto presidencial a la ley que subsidia las deudas de los campesinos.
"En la votación en el Senado hemos llegado a 30 votos, necesitamos 23 si se convoca a una extraordinaria o la cuestión ordinaria, me temo que en el Senado se podrían garantizar los votos para el rechazo del veto presidencial", expresó el senador Fernando Lugo.

Comentó que Horacio Cartes de alguna manera "manda" la "pelota sobre el Parlamento".

"Seguramente con mucha responsabilidad lo tomaremos y veremos qué haremos en las convocatorias próximas que podría haber", sostuvo.

Dijo que algunos líderes de bancada están por el interior del país, por lo que este lunes los legisladores definirán en mesa directiva si se convoca a una sesión extra o no. Además, este fin de semana los campesinos irían a sus casas, mientras que otro grupo más fuerte volverá a la Plaza de Armas este domingo en horas de la tarde para sumarse a una gran marcha a realizarse este lunes.

A pesar de la presión de los campesinos y de la promesa de respetar la decisión del Congreso, el presidente de la República, Horacio Cartes, este viernes cambió de opinión y decidió vetar el proyecto de ley de subsidio que fue recientemente sancionado por el Poder Legislativo porque "condenaría el futuro económico" del Paraguay.

"Los paraguayos somos solidarios y siempre estamos dispuestos a ayudar a quienes más lo necesitan. Pero no podemos postergar el bien de todos los paraguayos privilegiando a unos cuantos ni usar la necesidad de la gente como instrumento proselitista", expresó el mandatario en un mensaje emitido en las redes sociales.

Si bien reconoció que en un principio tenía pensado dejar pasar esta ley para evitar crispación social y posibles enfrentamientos violentos, dijo que al revisar los análisis económicos decidió tomar esa decisión.

"Entendí claramente que ponerla en ejecución condenaría el futuro económico de nuestro país. Si fuese necesario, prefiero condenar mi futuro político antes que condenar al Paraguay", sostuvo.

El jefe de Estado señaló que el costo de la mencionada normativa puede superar los USD 3.200 millones, aproximadamente 25% del Presupuesto General de la Nación.

El proyecto de ley nuevamente volverá a la Cámara de Senadores para tratar el veto presidencial. Los legisladores necesitan de 23 votos para ratificarse en su aprobación inicial.

De acuerdo a lo establecido en la Constitución Nacional, ambas cámaras legislativas deben estar de acuerdo para rechazar la decisión del Ejecutivo. Si existe diferencia de criterios quedará vigente el veto del Ejecutivo.