11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente despejado
22°
32°
Martes
Mayormente despejado
21°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 11 de octubre de 2016, 01:00

En bici y con 70 kg a cuestas, colombiano recorre Paraguay

“A tu manera, descomplicado, en una bici que te lleve a todos lados”, cantan los colombianos Shakira y Carlos Vives, y cuya letra la pone en práctica John Logan Hernández Cortez recorriendo América Latina a pedal. Una bicicleta, 29 años, 70 kilos en las maletas y 7.800 kilómetros recorridos en dos ruedas desde Colombia hasta Paraguay, es solo una parte de la aventura que emprende el joven caribeño.

Tras su paso por Asunción, emprendió el viaje tierra adentro. Areguá, Caacupé y Caaguazú son las localidades que visitará en su paso por el país. El joven salió de Colombia a finales de febrero pasado, suma más de 200 días de recorrido por tierras latinoamericanas. Una carpa, utensilios para cocinar, ropas, bolsa para dormir y otros elementos, que pesan un total de 70 kilos, es lo que transporta en su bici negra.

Vendió todo para recabar información para una maestría sobre cultura, por ello recorre los centros culturales de cada país, pero su primera motivación va cambiando. Pasó por Ecuador, Perú, Bolivia y su próxima parada será la Patagonia, en Argentina, pero antes pasará por Chile.

Su objetivo es no parar y pretende ir a recorrer África en bicicleta. La vida sobre ruedas le fascina debido a las experiencias diarias. “Es algo espiritual, es ser tu mismo, y en estas circunstancias te conoces”.

Paraguay no figuraba en su mapa de itinerarios, pero hizo una excepción y cambió de ruta para conocer la tierra de los guaraníes. En bicicleta ingresó el pasado 25 de setiembre por el Chaco para llegar hasta Asunción. El sol fue despiadado, lo deshidrató a su paso por tierra árida y se asustó por la inmensa presencia de animales, entre ellos, las víboras.

¡EXPERIENCIA! “Yo quería visitar Paraguay. Es un país chico, pero su gente lo hace inmensamente grande, su gente es lo más hermoso. Lo que hace a un país es su gente. La gente me ha fascinado. Tienen carisma y gentileza que te dejan anonadado”. El joven colombiano quedó fascinado con la sopa sólida, el tereré y el guaraní.

En Perú, se quedó sin dinero. Pero aprendió a hacer artesanías, que las vende para financiar su viaje. Mozo, mesero, limpiador, una y mil facetas se suman a su día a día para conseguir dinero. No gasta en hospedaje, acampa en zonas abiertas y en las ciudades llega hasta los puestos de los bomberos voluntarios que lo albergan.

“Es un viaje sin retorno”. Es soltero y lo único que lo sigue enlazando a Colombia es su familia, relató John. Mientras, sigue su viaje sin retorno sobre ruedas por Latinoamérica.