26 de marzo
Domingo
Mayormente nublado con tormentas
22°
28°
Lunes
Tormentas
21°
29°
Martes
Parcialmente nublado
22°
31°
Miércoles
Despejado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 11 de febrero de 2017, 02:00

Empujados por el Papa, se lanzan al sacerdocio

Después de mucho tiempo, la Arquidiócesis de Asunción cuenta con una nutrida cantidad de candidatos a seguir el sendero de la vida sacerdotal.

El Seminario de la Santísima Asunción inicia una nueva etapa con 15 jóvenes, a diferencia de años anteriores cuando no llegaban a diez seminaristas.

“En los últimos tres a cinco años, siempre tuvimos el entorno de siete seminaristas: entre cinco a nueve”, mencionó el padre Óscar González, vicario general de la Arquidiócesis de Asunción.

Por las palabras de algunos de los postulantes, lo que les empujó a la vocación sacerdotal fue el llamado del papa Francisco con su mensaje de la Iglesia en salida.

“Me decidí a ser un cura diocesano por varios motivos: el primero, la imagen de Jesús, el Buen Pastor; las misiones constantes, el afán de construir la Iglesia en salida que nos pide tanto el papa Francisco, y por supuesto también el pilar de la oración”, manifestó Marcos Antonio de Jesús Bogado Barboza, de 25 años, según divulgó la página digital www.semanarioencuentro.com.

El padre González atribuye, a su vez, este aumento de los candidatos para sacerdote al impulso de unos “criterios más consensuados a nivel de formadores de seminarios”, los cuales están siendo acompañados por todos los obispos.

Estrategia. “El índice de perseverancia hemos subido de 30 a 55%. Por lo tanto, este número de 15 jóvenes estamos mirando a un egreso de 8 sacerdotes, y por qué no 12, de aquí a 8 años”, aventuró. Salir a misionar casa por casa con la gente es lo que más mueve a los jóvenes. No es extraño que el Papa convocara al próximo Sínodo de Obispos, para el año entrante, bajo el lema “Fe, Juventud y Discernimiento”.

“Las salidas a misionar casa por casa fueron los momentos más enriquecedores; ahí fue donde me di cuenta que la gente quiere estar con sus sacerdotes, con sus seminaristas, hablar con ellos, rezar con ellos, y abren su corazón”, dijo a dicho portal Cristóbal Cardozo (18), uno de los quince.

Para el vicario general, la presencia juvenil otorga a la Iglesia la “novedad del lenguaje” en la propuesta del propio evangelio.