2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 13 de septiembre de 2016, 01:00

Empresario dice temer por su vida y no contesta en una investigación

EFE

RÍO DE JANEIRO - BRASIL

El publicista Marco Valerio Fernandes rechazó contestar algunas preguntas realizadas por la Fiscalía durante su declaración ante las autoridades que investigan el escándalo de corrupción de la petrolera estatal Petrobras, informaron ayer fuentes oficiales.

“Lo que yo sé es muy grave y usted no va a poder garantizar mi vida”, dijo Valerio Fernandes al ser cuestionado por el papel del empresario Ronan María Pinto en la trama de corruptelas que envuelve a la petrolera, según publicó la Agencia Brasil.

La Fiscalía intenta determinar por qué Pinto, hasta hace algo más de 10 años dedicado al ramo del transporte, recibió la mitad de un crédito de 12 millones de reales (3,7 millones de dólares) obtenido en 2004 por el hacendado José Carlos Bumlai, un íntimo amigo de Lula Da Silva.

Bumlai es investigado actualmente por la corrupción en Petrobras y obtuvo ese crédito con el Banco Schahin, pero se sospecha que una mitad la utilizó para pagar deudas de campaña del Partido de los Trabajadores (PT) y la otra se la entregó a Pinto.

secretos de pinto. De acuerdo con Valerio Fernandes, en 2004, el entonces secretario general del PT, Silvio Pereira, le pidió que pagara a Pinto 6 millones de reales (unos 1,85 millones de dólares), si bien optó por no participar en la transacción al considerar que existían circunstancias “graves” en relación con esta operación. Desde hace años se sospecha que Pinto, que llegó a ser detenido en el marco de las investigaciones sobre Petrobras pero que el julio abandonó la prisión tras pagar la fianza, guarda secretos sobre la muerte del alcalde Celso Daniel y que podría haber llegado a chantajear a altos cargo del PT. A fines de 2001, Daniel fue nombrado coordinador de la campaña de Lula Da Silva para las elecciones presidenciales del año siguiente, que a la postre fueron las primeras que ganó el ex presidente.

Daniel fue secuestrado el 18 de enero de 2002 cuando regresaba de una cena y su cadáver, con siete impactos de bala, fue encontrado dos días después en las afueras de São Paulo. La investigación concluyó que el crimen fue obra de delincuentes comunes, versión que no dejó satisfecha ni a la familia de la víctima ni al Ministerio Público, que siempre argumentaron que quedaron muchos puntos oscuros en el caso.

“juicio del siglo”. Los 25 condenados en el “juicio del siglo”, que juzgó las corruptelas que en 2005 estremecieron a Brasil. Las penas sumadas llegan a casi 280 años de cárcel y la más dura le fue aplicada al publicista Marcos Valerio Fernandes (40 años), quien puso sus empresas al servicio de una red de corruptelas tejida por el Partido de los Trabajadores (PT) en 2002, cuando Lula ganó las elecciones por primera vez. Según el Supremo, esa vasta red se mantuvo activa entre 2002 y 2005 y movilizó al menos 153 millones de reales, en su gran mayoría de origen público, que fue desviado hacia las empresas de Fernandes y luego transferido al PT.