17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 21 de marzo de 2017, 01:00

Empleada se habría apropiado de unos G. 1.000 millones

Por Édgar Medina

SANTA RITA

Una empleada infiel fue detenida con su pareja, tras ser descubiertos como supuestos autores de un sistemático despojo a una escribanía, con la supuesta falsificación de la firma de la propietaria.

El hecho ocurrió en la ciudad de Santa Rita y el fiscal Édgar Benítez investiga la supuesta apropiación de unos mil millones de guaraníes.

El fiscal dispuso la detención preventiva de Idalia Marciana Ramírez Figueredo y su pareja, Óscar López, quienes habrían estado hurtando cheques y falsificando la firma de la escribana Myrian Concepción Cantero Wolf durante dos años aproximadamente, según los antecedentes. Fue luego del allanamiento de la vivienda de la pareja en el barrio Euro Parque y del Supermercado Centrao, ubicado en el centro urbano de Santa Rita.

La afectada denunció que el 9 de marzo pasado se percató del despojo cuando realizó un arqueo de una cuenta corriente del Banco Continental que se utiliza para realizar ciertos pagos de la Escribanía Apodaca y encontró que algunos montos fueron emitidos dos veces, desconociendo el destino de uno de los cheques.

Inicialmente descubrió que 17 cheques y 8 hojas de certificación de firmas tuvieron destino desconocido. Los talonarios de cheques siempre estuvieron a cargo de la funcionaria de su confianza, Idalia Marciana Ramírez Figueredo, según su versión.

La denuncia contra Ramírez Figueredo fue por apropiación, alteración de datos, lesión de confianza, producción de documentos no auténticos y alteración de datos relevantes para prueba. Mientras que López fue denunciado por obstrucción a la restitución de bienes, reducción y lavado de dinero.

En la misma denuncia, la escribana sostiene que la funcionaria reconoció que estuvo falsificando su firma durante dos años.

Los documentos fueron emitidos al portador y eran efectivizados por la pareja de la funcionaria, Óscar López, quien se encargaba de negociarlo con terceros.

Solamente un comerciante, identificado como Mario Schaerer, propietario del Supermercado Centrao, llegó a efectivizar unos 40 millones de guaraníes aproximadamente, según la denuncia.