6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 29 de agosto de 2016, 01:00

Empate en juego abierto

El clásico blanco y negro se fue destiñendo hasta dejar un duelo gris, por el mal partido que terminaron jugando Olimpia y Libertad, que igualaron 1-1. Con esta paridad, el conjunto de Fernando Jubero llega a las 13 unidades y en caso de recuperar los 6 puntos que le descontó la FIFA, alcanzaría la línea de Guaraní, líder con 19 puntos.

El tempranero gol de Roque encendió el Bosque y a partir de ahí sacó provecho de un Libertad que aún no estaba firme, pero el Decano no supo ampliar la diferencia.

Con las apariciones de Cañete, Ramírez y Báez, el Gumarelo empezó a ganar en el medio sector y se hicieron con el control del balón. El empate de Báez le dio un manto de justicia al juego, donde al Franjeado se le fue perdiendo de a poco las ideas y equivocó todos los caminos.

dos caras. Libertad propuso un juego táctico muy ordenado de mitad de cancha para atrás. Con Aquino y Ramírez contuvo, no cedió espacios y Mendieta estuvo opacado gran parte del juego.

Si bien Muñoz tuvo que exigirse en varias, el equipo visitante nunca perdió el orden y eso le dio cierta ventaja sobre un cuadro local que por momentos estuvo confuso.

Jubero apostó con Cristian Riveros como volante por derecha. Si bien este volvió a rendir alto, le costó responder a las exigencias de la función. Rodi no apoyó en ataque en la primera etapa, que suele ser uno de los fuertes del Franjeado. Otra de las grandes equivocaciones de Olimpia, ante el buen sistema táctico del rival, fueron los pelotazos para Roque, lo cual no es su fuerte, y perdió siempre.

En el final Jubero pobló de delanteros, pero no le supo sacar provecho y Cañete casi se mandó un golazo.