28 de julio
Viernes
Despejado
18°
31°
Sábado
Despejado
19°
31°
Domingo
Despejado
19°
32°
Lunes
Mayormente nublado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 14 de marzo de 2017, 01:00

Emergencias opera al límite y familiares piden más camas

La saturación de la Unidad de Emergencias del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS) es una situación persistente desde hace años. Corredor colapsado, enfermos depositados en camillas, en sillas y hasta en butacas tanto en las salas como en los pasillos, según las denuncias.

Alejandra Martínez lleva cinco días acompañando a un familiar internado en Emergencias, dializado hace seis años y recientemente operado del corazón.

“Las camillas están muy juntas, una al lado de otra. No hay espacio. Tienen que entrar a ver”, dijo la asegurada que solicita a las autoridades una mejor atención en esta dependencia. La familia llegó desde Ciudad del Este hasta Asunción en busca de atención especializada. Ante el colapso, los familiares piden más camas de internaciones.

El servicio está colapsado debido a que las camas de internación están ocupadas al 100%. El Hospital Central tiene 935 camas, pero absorbe a 1.300 pacientes. Está al límite.

Los acompañantes no cuentan con un albergue, por lo que deben pasar la noche al lado del enfermo, durmiendo en el piso o en las sillas. Debido a la saturación en el servicio, los acompañantes deben hacer de enfermeros. Esta situación implica estar de guardia junto al enfermo, parados o sentados en el piso.

La estadía puede durar más de 7 días, mientras aguardan ser trasladados a internaciones en el edificio central. Mientras, los días pasan en los pasillos atestados de enfermos.