20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
martes 30 de mayo de 2017, 01:00

Embarazadas en riesgo y dolencias, a raíz de las prolongadas inundaciones

Pese a la asistencia que reciben, los damnificados por las frecuentes lluvias en las zonas de Ñeembucú y Misiones viven una situación desesperante, ya que a las necesidades se suman enfermedades varias.

Juan José Brull, Mariela Rivarola y Vanessa Rodríguez

ÑEEMBUCÚ Y MISIONES

Los damnificados por las crecidas en Misiones y Ñeembucú pasan duros momentos, ya que las lluvias no dan tregua y la situación se agudiza. A las millonarias pérdidas de cultivos, ganadería y de bienes materiales, y el ais- lamiento se suman las enfermedades, que empiezan a sentirse, sobre todo en la población más vulnerable.

En Misiones una comitiva de profesionales médicos recorrieron las zonas más afectadas, para diagnosticar las enfermedades y entregar medicamentos. "El panorama es desesperante y las personas agradecen que hayamos asistido junto a ellos, están muy esperanzados en las autoridades", dijo el doctor Pedro Roberto Pérez, director de la octava región sanitaria, quien encabezó el grupo, que seguirá recorriendo Ayolas hoy, y llegará a Yabebyry y otras zonas lejanas, mañana y el jueves.

vulnerabilidad. "Nuestra principal prioridad en este momento son las mujeres embarazadas, de a partir de 34 semanas en adelante, tenemos una lista de seis embarazadas evacuadas, oriundas de Panchito López, y seguimos relevando datos de las mujeres embarazadas de la zona y su tiempo de gestación", agregó.

En cuanto al lugar hasta donde trasladarán a las mujeres, indicaron que las que tienen familiares en San Ignacio, Misiones, quedarán allí y las que no serán trasladadas a San Juan, al albergue de la octava región sanitaria; permanecerán allí el tiempo que sea necesario y se les proveerá alimentación, atención médica y pañales a los bebés cuando nazcan.

Asistencia. La ayuda es muy importante para los damnificados, y debe ser prolongada, atendiendo su situación, en especial las zonas más afectadas, donde se llega con muchas dificultades, debido a las malas condiciones de los caminos y el desborde de arroyos, que los dejan aislados prácticamente.

Este fin de semana, la EBY remitió un camión con 800 kits de víveres, trasladados en medio de serias dificultades en el tramo San Ignacio, Misiones hasta Yabebyry. El vehículo, estirado por un tractor, llegó luego de siete horas de travesía; y los alimentos ya fueron distribuidos a los vecinos.

El intendente municipal de Ayolas, Carlos Duarte, también indicó que recibieron un lote de alimentos de la EBY, "con estos alimentos donados, vamos a asistir a estas familias que están en sus viviendas, pero precisan de alimentos, están en el agua y necesitan de todo", agregó.

Ñeembucú. El departamento es otro gran afectado, con 16 localidades bajo agua, a lo que se suma la dificultad de la asistencia, por los caminos impracticables, a los que se sumó ayer la ruta que une Alberdi con Asunción, que presenta un corte de 300 metros.

Además, hay una especie de alerta entre los pobladores por el aumento constante del nivel del río Paraguay, que –según Julián Báez, responsable de la Dirección de Meteorología e Hidrología– seguirá creciendo hasta mediados de julio.

Este fenómeno se debe a una crecida estacional para esta época del año, sumado a las constantes lluvias que caen en toda su cuenca.