6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 8 de agosto de 2016, 01:00

Embajador llamado a consultas brindará informe hoy a Loizaga

El embajador paraguayo en Venezuela, Enrique Jara Ocampos, llamado el viernes a consultas por el Gobierno Nacional, llegó el fin de semana y en la fecha será recibido por el canciller nacional, Eladio Loizaga.

La medida diplomática fue adoptada por la Cancillería Nacional por las polémicas declaraciones del presidente venezolano Nicolás Maduro, con respecto al Gobierno de Paraguay. El 3 de agosto último, Maduro utilizó la expresión de “oligarquía corrupta y narcotraficante” al referirse al Gobierno paraguayo, lo cual generó un malestar en el Ejecutivo del país.

Paraguay, desde un principio, se mostró en contra de que Venezuela asuma el mando del Mercosur que, por rotación alfabética, corresponde este semestre al país caribeño. Sin embargo, en razón de lo que el canciller Loizaga considera incumplimiento de los estándares democráticos y falta de respeto a los derechos humanos, finalmente Argentina y Brasil adoptaron la misma posición de Paraguay.

En estos momentos, los tres países aguardan hasta el viernes, en que vence el plazo para que la República Bolivariana se ponga al día con la incorporación del acervo del Mercosur y ratifique, entre otros, el Tratado de Asunción sobre Derechos Humanos en el bloque, como condición para completar su membresía como Estado parte.

Si Venezuela no logra cumplir con los requisitos, podría quedar separado temporalmente. La crisis en el Mercosur se ahondó cuando el pasado 29 de julio Uruguay comunicó que concluía su mandato al frente de la presidencia pro témpore (PPT) y resaltó que no había impedimento para que Venezuela asuma el mando en el segundo semestre que está vigente.

A Paraguay le preocupa –según había argumentado el canciller Loizaga– la imagen internacional que puede proyectar el Mercosur si es conducido por un país que no reúne en estos momentos las credenciales democráticas. Su posición le ha costado varios exabruptos de parte de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, y de Maduro. De rebote también una demanda internacional de la petrolera Pdvsa en contra de Petropar, por deudas antiguas.