El viacrucis de la compañía Zanja Hú, de Atyrá,

Foto: Gentileza Desirée Esquivel.