18 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 10 de agosto de 2017, 01:00

El TSJE pide al Congreso ampliación presupuestaria de G. 50.000 millones

El presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), Jaime Bestard, se reunió con la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados para solicitar una ampliación presupuestaria de G. 50.000 millones a su presupuesto original, para pago de insumos y servicios con motivo de los compromisos electorales de este año y el año próximo, o sea, las internas partidarias y las Elecciones Generales 2018.

El dinero solicitado no afectaría el presupuesto, ya que se utilizará del presupuesto de la Caja de Jubilaciones, del rubro de adquisición de títulos y valores, al presupuesto de la Justicia Electoral.

“Originalmente eran 69.000 millones (el pedido de modificación), ahora ajustando los números y apretándonos los cinturones solicitamos un reajuste de G. 50.000 millones para cumplir a cabalidad y como estamos acostumbrados con la organización del proceso electoral”, indicó Bestard tras la reunión.

La citada Comisión finalmente dictaminó por la aprobación del proyecto presentado, al igual que otra ampliación para el Instituto de Previsión Social (IPS) de G. 700.000 millones.

“Nosotros aconsejamos aprobación de este proyecto, puesto que está bajo nuestra responsabilidad asegurar los recursos para hacer frente a las elecciones internas partidarias y las generales. En IPS, al menos, se debe prever estos recursos para no tener problemas en los cuatro meses restantes”, detalló la titular de la Comisión, la diputada Cristina Villalba.

Gastos. El titular del TSJE aseguró que el dinero que se está solicitando no será para gastos superfluos sino para rubros que realmente son necesarios para la institución con miras a los comicios que están en puerta.

“Acá no se está hablando ni de contratos, ni de nombramientos sino de insumos, entre ellos incluimos, por supuesto, transmisión de resultados, contratación de trasmisión servicios vía internet, digitalización que son temas que hacen a un funcionamiento adecuado y preciso del sistema electoral”, detalló.

Sin control. La ejecución del presupuesto de la Justicia Electoral, si bien es necesaria para los procesos electorales que están en camino, corren el peligro de caer en irregularidades que no será detectadas ni identificadas, debido a que al TSJE logró de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), a través de una acción de inconstitucionalidad, una medida para no tener que rendir cuentas a la Contraloría General de la República (CGR).

Al igual que otras numerosas instituciones públicas, el TSJE recurrió a esta chicana jurídica que finalmente lo único que logra es ensombrecer su gestión, en un momento donde es importante que mantenga la credibilidad, en el marco de las transparencia que requiere un ente electoral encargada de velar por la democracia en el país.

Con esta medida, el TSJE solo rendirá sus gastos al Tribunal de Cuentas, el cual no tiene la suficiente capacidad técnica ni humana para poder cubrir todo lo que conlleva semejantes ejecuciones de gastos del presupuesto general del Estado.

La licitación realizada para la compra de boletines de votos por casi G. 10.000 millones ya demostró que pueden surgir cuestionamientos en los procesos, en este caso del gremio de los Industriales Gráficos, más allá de si hubo o no irregularidad.