5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 10 de julio de 2016, 22:55

El triunfo del partido de Abe le allana el camino para reformar la Constitución

Tokio, 11 jul (EFE).- La clara victoria lograda por el partido del primer ministro nipón Shinzo Abe y sus socios en los comicios de la Cámara Alta de Japón les allana el camino para su iniciativa de reformar la Constitución, según los resultados definitivos.

En las elecciones celebradas el domingo, el gobernante Partido Liberal Demócrata (PLD) logró ampliar la cómoda mayoría de la que disponía en el Senado nipón junto a sus socios de Gobierno, el partido budista Nuevo Komeito, con quien también domina la Cámara Baja de la Dieta (Parlamento nipón).

En estos comicios parciales en los que estaban en juego la mitad de los de 242 escaños la Cámara Alta, el PLD logró incrementar su representación hasta los 121 diputados, mientras que el Komeito la aumentó hasta los 25, informó la cadena estatal NHK.

Ambos partidos acumulan así 146 escaños (frente a los 135 precedentes), y a ellos se suman una quincena de diputados de Iniciativas de Osaka y otros partidos y candidatos independientes favorables a la reforma de la Constitución que quiere impulsar el partido de Abe.

Esta clara victoria concede mayor margen a Abe para continuar su ambiciosa estrategia de reforma económica, conocida como "Abenomics", así como para sacar adelante la controvertida modificación del artículo pacifista de la Constitución nipona para ampliar las competencias en materia de Defensa.

"Mi Gobierno ha recibido el mandato de seguir adelante con "Abenomics" aseguró Abe en una entrevista a NHK tras los primeros recuentos, en la que también quiso restar protagonismo a la posible reforma constitucional.

Ésta "no fue uno de los temas de debate" en las elecciones, dijo Abe, quien no obstante añadió que el comité parlamentario encargado del asunto discutirá a partir de otoño "los detalles y artículos concretos que se pueden cambiar" de la Carta Magna.

"La reforma de la Constitución es la mayor aspiración del partido (PLD) desde que su fundación", admitió el primer ministro conservador en declaraciones recogidas por el diario nipón Nikkei.

El Ejecutivo de Abe ya logró aprobar en 2014 una reinterpretación del artículo 9 de la Constitución, que impedía al país el uso de la fuerza para resolver conflictos internacionales, y el pasado septiembre sacó adelante un paquete legislativo con medidas para ejercer el llamado derecho a la "auto-defensa colectiva".

Se trata de la más importante y polémica reforma militar en el país asiático desde el fin de la II Guerra Mundial, que fue aprobada entre enérgicas protestas de la oposición y de parte de la ciudadanía por considerar que vulnera el espíritu pacifista de la Carta Magna nipona.

Ahora, Abe puede aprovechar que los partidarios de la reforma dominan dos tercios de las cámaras Alta y Baja del Parlamento para ir más allá y enmendar la Carta Magna para retirar la cláusula que prohíbe a Japón contar con un ejército propio (en su lugar, dispone de las llamadas Fuerzas de Auto Defensa).

Abe ha defendido estas reformas con el argumento de que la Carta Magna japonesa está desfasada, ya que el país afronta un panorama regional en el que China gana cada vez más peso militar y Corea del Norte sigue adelante con su programa nuclear y de misiles.

La normativa japonesa estipula que es necesario contar con el apoyo de dos tercios de los parlamentarios de las dos cámaras y una mayoría simple en referéndum para modificar cualquier parte de la Carta Magna, lo que ha propiciado que el texto no haya sido alterado ni una sola vez desde que entró en vigor en 1947.