4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 16 de julio de 2016, 12:33

El traspaso del brasileño Ganso al Sevilla español depende de detalles

Río de Janeiro, 16 jul (EFE).- El traspaso del centrocampista brasileño Paulo Henrique Ganso del Sao Paulo al Sevilla fue acordado por los clubes y ahora sólo depende de algunos detalles entre el jugador y el equipo español para ser anunciado, según fuentes de la entidad brasileña citadas hoy por diferentes portales en Brasil.

El negocio quedó prácticamente sellado la noche del viernes tras el acuerdo alcanzado por el Sao Paulo y el grupo de inversiones DIS, propietarios de los derechos federativos de Ganso, sobre la división de los 9,5 millones de euros ofrecidos por el Sevilla, según las fuentes consultadas.

El Sao Paulo recibirá 4,5 millones de euros y tendrá derecho a valores adicionales dependiendo del desempeño del creativo en el Sevilla, en tanto que el grupo DIS recibirá 4,5 millones de euros y permanecerá con el derecho a un 20 % adicional en una futura negociación.

Los otros 500.000 euros corresponden a valores a los que Ganso tenía derecho por contrato y a los que renunció para facilitar el acuerdo.

La transferencia ahora sólo depende de que Ganso y el Sevilla definan los detalles del contrato, incluyendo el tiempo de vinculación, que puede ser de cinco años.

Según la prensa brasileña, Ganso viajará en los próximos días para someterse a los respectivos exámenes médicos pero aún no sabe si lo hará directamente a Sevilla o a Orlando (EE.UU.), en donde el club realiza su pretemporada.

La contratación del centrocampista fue recomendada por el técnico del Sevilla, el argentino Jorge Sampaolli, quien fue el primero en comunicarse con Ganso para sondear la posibilidad.

Ganso llegó a ser considerado como una de las principales promesas del fútbol brasileño cuando inició su carrera profesional como el socio perfecto de Neymar en el Santos, pero una lesión en la rodilla en 2010 le impidió repetir las actuaciones con las que se destacó antes de que su compañero fuese transferido al Barcelona.

El jugador, que llegó a vestir la camisa diez de la selección brasileña, fue contratado en 2012 por el Sao Paulo, en donde vivió tres años de altibajos y actualmente pasaba por su mejor momento en el club.