20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 4 de mayo de 2017, 01:00

El transporte público dejó de circular durante varias horas

El gran diluvio que cayó ayer cerca del mediodía en gran parte del Departamento Central hizo que el desarrollo de los itinerarios de las líneas de transporte público disminuyera considerablemente o se paralizara por completo en algunas zonas, como sucedió sobre la avenida Mariscal López, a raíz de la imposibilidad de cruzar los fuertes raudales y los destrozos en el pavimento en el cruce con Curva de la Muerte.

Además, los ómnibus con motores traseros ya no circulan cuando se tienen intensas lluvias, porque pueden ser dañados por los raudales, acotaron en el sector de los transportistas.

Numerosas personas que debían movilizarse para el trabajo o el estudio, o retornar a sus casas luego de hacer trámites a la mañana, a partir de la siesta se encontraron con la ausencia de líneas de colectivos en medio de la copiosa precipitación que se tuvo durante unas horas. Tras reducirse la intensidad de la lluvia, el servicio no se normalizó de inmediato debido al gran caudal de agua acumulada en las calles.

El presidente del gremio de Cetrapam, César Ruiz Díaz, dijo que en el corredor de la Avda. Mcal. López se tuvieron más de dos horas de paralización en el servicio por el caos que se generó en la zona conocida como Curva de la Muerte.

Indicó que en ese sitio de la Avda. Mcal. López no solo hubo gran raudal, sino también la calzada, que ya estaba muy averiada por la inadecuada terminación de los trabajos de alcantarillado cloacal, empeoró el nivel de sus destrozos con el paso de la correntada.

El vocero empresarial señaló que los ómnibus con motores traseros dejan de circular ante estas circunstancias, para evitar que queden dañados por los raudales.

Apuntó que entre los ómnibus nuevos existen también los que usan ese tipo de motor. A la vez señaló que la empresa La Sanlorenzana cuenta en su flota con un buen número de buses con estas características.

Ruiz Díaz a la vez mencionó que sobre la Avda. Eusebio Ayala los colectivos que pudieron salir a prestar servicio quedaron atascados como consecuencia de la gran congestión vehicular que se tenía sobre la arteria, posiblemente por la imposibilidad de circular por Mariscal López.

NO LLEGAN A LAS PARADAS. En el otro gremio de transportistas, Ucetrama, su titular, Ignacio Cárdenas, indicó que por la falta de infraestructura en las ciudades, con cada intensa precipitación pluvial la circulación del transporte público se resiente.

Indicó que pese a que si un ómnibus logra circular en medio de una intensa lluvia, muchas veces no puede acercarse hasta las paradas instaladas en las aceras, por lo que los pasajeros se quedan sin la posibilidad de abordar los colectivos que estaban aguardando.