22 de junio
Jueves
Despejado
19°
27°
Viernes
Despejado
20°
28°
Sábado
Mayormente despejado
18°
28°
Domingo
Muy nublado
18°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 8 de agosto de 2016, 01:00

El tiempo gris no detuvo la peregrinación de los jóvenes

Fueron marchando con alegría en el Señor. Unos 200 jóvenes participaron ayer de la tradicional Peregrinación Arquidiocesana de Jóvenes, que se realizó desde la capilla de San Roque González de Santa Cruz (Tercera casi Independencia Nacional), hasta la Catedral Metropolitana. Con globos, cánticos y oraciones varias, la entusiasta generación de nuevos católicos fue descendiendo por la calle Independencia Nacional, parando cada cierto tiempo para rezar un breve rosario. Al llegar al templo más importante de la capital, fueron recibidos por el monseñor Edmundo Valenzuela, quien se dirigió a ellos con unas breves palabras. Posteriormente, y al son de cantos religiosos, fueron pasando por la Puerta de la Misericordia de la Catedral para participar de la misa oficiada en la ocasión.

Antes de empezar la marcha, los asistentes a la jornada disfrutaron de una alegoría teatral referente a la fundación de Asunción, representada por los mismos jóvenes.

FE. La peregrinación formó parte de la novena de la Virgen de la Asunción. Esta es una manera de que ellos se sumen a la fiesta mariana, explica el asesor de la Pastoral Juvenil, padre Reinaldo Roa.

Señala además que durante esta jornada los jóvenes lanzan un manifiesto donde se explayan sobre las situaciones que ocurren en el país y afectan a la sociedad. “Como sacerdote veo que ellos (los jóvenes) están muy compenetrados en la fe y los valores cristianos”, resalta el sacerdote. Renzo Sotto, uno de los coordinadores de la peregrinación, manifestó que este año el lema fue “Juventud, expresión y alegría de la misericordia de Dios”. La máxima se asocia al Año de la Misericordia celebrado por la Iglesia Católica.

Sotto señala que los jóvenes católicos tienen como referente a un Jesús joven y alegre. “Nosotros debemos trasmitir eso y ser parte de la misericordia. Con alegría tratamos de que todos vivan eso y les inculcamos a las personas a que vivan esto”, expresó.