26 de julio
Miércoles
Despejado
16°
32°
Jueves
Despejado
17°
31°
Viernes
Despejado
17°
31°
Sábado
Despejado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
sábado 31 de diciembre de 2016, 01:00

El templo motor levantó polvareda

Por Guillermo Areco

Twitter: @guille_areco

Un espectáculo de nivel mundial. El equipo Peugeot Sport levantó polvareda en el Autódromo Aratirí, con la puesta a punto de las máquinas a ser utilizadas en el Dakar 2017.

Un aperitivo de lo que será la lucha por la gloria en el desafío más duro del planeta. Liderado por Mister Dakar, Stephane Peterhansel; Sebastien Loeb, Carlos Sainz y Cyril Despres probaron a fondo la Peugeot 3008 DKR, de proporciones bestiales, que trae a la mente al Acróbata (el popular Batimóvil), de la trilogía de Batman de Cristopher Nolan.

EL MUNDIAL. El español Carlos Sainz piensa en positivo: “Preparado y con muchas ganas de que arranque todo. Ya lo había puntualizado que el ritmo es de un Mundial de Rallys y que será competencia de eliminación”, reflexionó el Matador español, a lo que agregó: “Cuesta imaginarse lo que será la etapa en Bolivia. Pienso en lo más duro y complicado para toda la competencia por la altura, pero estamos preparados para lo que se presente, ya que realizamos los trabajos previos de aclimatación, de seguro la travesía será como lo adelantó Coma (Marc), el Dakar Sudamericano más duro”.

Por su parte, el francés Sebastien Loeb busca lograr su primera conquista en el Dakar; “Toda la experiencia recogida será de vital importancia, Quiero consolidarme a lo largo del recorrido y pelear en lo más alto de la clasificación”.

Loeb que ocupó la 9ª plaza en la edición del 2015 puntualizó entre las rondas: “Pienso ir sorteando etapas. La etapa de Paraguay es corta, pero marcará ya una tendencia. Lo difícil estará en Bolivia, por la altura, lo desconocido de ese terreno, y en Argentina esperemos que se desarrolle como lo estamos planeando con tramos intensos de velocidad”.

El grupo de Peugeot Sport buscará obtener su 6º triunfo en el Dakar. El equipo francés suma cuatro coronas en África (entre 1987 y 1990), más el obtenido en Sudamérica en 2016, con un total de 18 triunfos de etapa en Dakar.

La responsabilidad del 3008 DKR en este certamen será sortear 9.000 kilómetros entre suelo guaraní, altura de Bolivia y terreno argentino.