1 de octubre
Sábado
Parcialmente nublado
19°
32°
Domingo
Poco nublado con tormentas
17°
32°
Lunes
Chubascos
16°
24°
Martes
Mayormente despejado
17°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 13 de septiembre de 2016, 18:09

El Supremo argentino remite a la Fiscalía los recursos recibidos en el proceso Nisman

Buenos Aires, 13 sep (EFE).- El Supremo argentino informó hoy que remitió al Ministerio Público Fiscal cuatro recursos vinculados a la investigación de la muerte del fiscal Alberto Nisman, en los que se reclama que el proceso cambie a un fuero con mayores competencias y se plantea la recusación contra jueces que denegaron ese pedido.

La Corte Suprema de Justicia detalló a través del Centro de Información Judicial (CIJ) que se trata de quejas por recursos extraordinarios denegados, que desde el pasado 7 de septiembre se encuentran en la Fiscalía para su consideración.

El alto tribunal señala que los reclamos fueron articulados por el fiscal Ricardo Sáenz y los abogados de la madre y las hijas de Nisman, en las que se reclama la competencia de la Justicia federal -con mayores competencias que la ordinaria- para continuar con la pesquisa por la muerte del procurador en enero de 2015, sin que aún hoy se haya determinado si fue un homicidio o se suicidó.

El otro recurso presentado supone un planteo de recusación contra los jueces de la Casación Nacional que denegaron la competencia federal.

En los últimos meses, la causa ha oscilado entre la Justicia Federal y el tribunal de instrucción ordinario.

Las querellas, encabezadas por la madre de Nisman, Sara Garfunkel, y las hijas del fiscal, en desacuerdo con la investigación oficial, solicitaron que el proceso pase de la Justicia ordinaria al fuero federal al considerar que la muerte del procurador estuvo relacionada con el trabajo que desempeñaba.

Dicha petición fue inicialmente concedida pero, el pasado junio, la Cámara Nacional de Casación Penal de Argentina decidió devolver la causa al juzgado de Palmaghini, que continúa su labor desde entonces.

El fiscal Nisman, hallado muerto en su domicilio de Buenos Aires en enero de 2015 con un tiro en la cabeza, investigaba el atentado contra la mutua judía AMIA de Buenos Aires, que dejó 85 muertos en 1994.

Cuatro días antes había presentado una denuncia contra la entonces presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, por presunto encubrimiento de terroristas iraníes, desestimada meses después aunque actualmente se encuentra en estudio una petición de reapertura.