10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 27 de julio de 2016, 09:46

El submarino nuclear británico está "seguro" en Gibraltar y no hay radiación

El submarino de propulsión nuclear británico que el día 20 sufrió daños al chocar contra un buque mercante en aguas cercanas a Gibraltar está "seguro" y no hay radiación, informó un portavoz de la Royal Navy (Marina).

EFE.

El "HMS Ambush", de la clase "Astute", saldrá del puerto de Gibraltar en cuanto se completen las reparaciones, según señaló este portavoz a la agencia "Press Association" (PA).

"El submarino sufrió algún daño externo y su alcance es investigado. No podemos aportar detalles específicos, pero el submarino es totalmente seguro. Una revisión exhaustiva del HMS Ambush mostró que el reactor es seguro y no hubo ningún aumento de radiación como resultado del incidente", dijo la fuente a la PA.

Agregó que el "HMS Ambush" partirá de Gibraltar en cuanto queden completadas las labores de reparación.

El portavoz recordó que hay una investigación en curso sobre el choque, sobre la que no ha querido aportar detalles.

Según informó la Royal Navy la semana pasada, el reactor nuclear no sufrió daños y ningún miembro de la tripulación resultó herido en el choque, ocurrido cuando el submarino está sumergido.

El clase "Astute" corresponde a uno de los submarinos con avanzada tecnología, si bien la colisión ocurrió a pesar de estar equipado con poderosos sensores, según los medios.

De 7.400 toneladas, el submarino, cuyo coste es de unos 1.199 millones de euros, está equipado con misiles crucero Tomahawk.

En el año 2000, el submarino nuclear británico "HMS Tireless" estuvo en Gibraltar para ser reparado después de hallarse una fisura en el área de refrigeración cerca del reactor nuclear.

La presencia del "HMS Tirelss" fue motivo de manifestaciones en Gibraltar y en el sur de España por parte de grupos defensores del medio ambiente, entre ellos Greenpeace.