9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 13 de julio de 2016, 01:36

El Solar Impulse II aterriza en El Cairo en su última escala

El Cairo, 13 jul (EFE).- El Solar Impulse II, el avión que está dando la vuelta al mundo solo movido por energía solar, aterrizó hoy en el aeropuerto internacional de El Cairo a las 07.10 hora local (05.10 GMT) en su última escala antes de partir hacia Abu Dabi, donde tiene previsto completar su hazaña en los próximos días.

Procedente de la ciudad española de Sevilla y tras 49 horas de viaje, el avión solar llegó sin problemas al aeródromo de la capital egipcia, después de sobrevolar las famosas pirámides de Guiza.

A su llegada, el piloto suizo, André Borschberg, fue recibido por miembros del equipo del proyecto, de los que acudieron decenas a El Cairo para asegurar la llegada del avión y su cobertura en directo en internet.

Horas antes de la llegada, el otro piloto y director del proyecto, Bertrand Piccard -que será el encargado de emprender el vuelo hacia Abu Dabi-, destacó las razones por las que eligió Egipto como última escala del viaje.

"Egipto es el primer país, hace 2.800 años, donde el faraón Amenofis IV decidió adorar al sol de manera monoteísta. Es el primer sitio donde el Sol se convirtió en un dios, en el único dios, así que creo que es muy simbólico", señaló en declaraciones a los periodistas.

Asimismo, indicó que la idea del Solar Impulse nació en Egipto en 1999.

"Cuando volé por todo el mundo en un globo en 1999 , aterricé en Egipto. Y aquí es donde tuve la idea de hacer otro vuelo alrededor del mundo, pero con un avión de energía solar", contó el piloto.

Este monoplaza está fabricado con fibra de carbono y se sustenta con una envergadura alar mayor que la del Boeing 747, pero desplaza un peso similar al de un automóvil familiar vacío.

Además, mantiene una velocidad de travesía de entre 45 y 55 kilómetros por hora, mientras que alcanza un techo de vuelo máximo de 8.500 metros de altitud.