10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 11 de agosto de 2016, 01:00

El símbolo de la Bastilla

Aquellos años del rey de Francia eran vivir el frenesí epicúreo de la familia real con todos sus privilegios, nobles, tierras, poder militar y político ejercido por servidores. Algo fastuoso en la cumbre real. Del que gozaban un poco los nobles cercanos.

Enfrente un pueblo hambriento sin medios de vivir, abandonado y olvidado por el rey. Miseria pura de la peor especie.

Todo separado por un abismo de diferencia tan grande como separa en colores el blanco del negro y el tener todo y el no tener nada.

En medio de esto, una fortaleza, a la que enviaba a su capricho el rey a los que creía peligrosos: la Bastilla, un castillo que servía de cárcel.

La Bastilla, en el imaginario público, era el símbolo del poder que destrozaba al pueblo.

Posiblemente habría otros lugares aún más tenebrosos que la Bastilla, pero para el pueblo oprimido francés, su liberación pasaba por tomar la fortaleza de la Bastilla.

En los conversatorios clandestinos de aquel tiempo era la consigna: “Hay que tomar la Bastilla”. Era como comenzar el camino hacia la victoria.

Tal vez ni sospechaban lo que viniera después. Pero, habrían comenzado. Y un 4 de julio de 1879 aquella masa de ciudadanos empobrecidos se lanzaron a conquistarla.

Ignoro si encontraron resistencia y supuso víctimas o fue solamente presionar a una débil guarnición que custodiaba a aquellos siete antiguos reclusos, más muertos que vivos.

Aquel 4 de julio seguramente hubo gran fiesta en París (de todo lo dicho me gustarían más detalles históricos).

La Bastilla, una cárcel casi vacía de todo, pero era el gran símbolo de la realeza opresora. Ya la habían conquistado. Fue el primer paso para la Revolución Francesa.

Repito, posiblemente ni sospechaban en concreto lo que iba a venir después. Pero, lo vivieron y resultó para bien de la humanidad.

En Paraguay, ahora, este símbolo puede ser Curuguaty.