2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
viernes 8 de julio de 2016, 20:22

El romanticismo de José Luis Perales cautiva al público del Teatro Real

José Luis Perales ha regalado esta noche una velada llena de recuerdos y canciones memorables al público que ha llenado el Teatro Real, en este segundo concierto del Universal Music Festival, en una cita que ha servido también para que el conquense presentara en Madrid su último trabajo, "Calma".
EFE

Perales, el cantante y compositor en español más versionado del mundo, cautivó a los 1.750 asistentes que agotaron las entradas del recinto y cantaron sin parar varios de sus temas más conocidos, como "Por qué te vas", "Y cómo es él", "Te quiero" o "Celos de mi guitarra", además de las nuevas composiciones de su álbum más reciente, publicado en abril y que promociona con esta gira.

Las muestras de cariño entre el público y Perales fueron interminables, como incombustible fue el cantautor que, a sus 71 años, hizo cantar, aplaudir y emocionarse a su audiencia durante dos horas, cautivada como estaba por sus románticas canciones.

"Es un placer estar en este lugar tan hermoso, al que deseaba llegar algún día", reconocía Perales en el que ha sido su debut en el Real, antes de comenzar el concierto con "Y me marché contigo", "En un banco de la calle" y "Al otro lado de las montañas azules", todas ellas de "Calma", su trigésimo segundo disco, tan novedoso que la gente aún no conocía a fondo muchas de sus letras.

El nombre de este trabajo, grabado entre Madrid y Los Ángeles, donde reside actualmente el cantautor, es también el de su canción principal, una "calma" que recomendó en estos momentos actuales "tan raros y tensos, en los que los niños mueren en pateras y se pierde el diálogo".

La vena romántica y nostálgica que caracteriza a Perales se dejó notar de nuevo en "Canción de otoño", que empieza con cierta parsimonia pero se anima rápidamente, provocando la exaltación de un público que parecía ya predispuesto.

Sobre su soledad, escrita en medio de una gira, cantó "A más de mil kilómetros de ti", mientras los asistentes no cesaban en gritarle piropos y mostrarle su cariño, respondido siempre por el manchego.

"El reencuentro", en el que guitarra, piano y flauta travesera rodearon la voz del artista, relataba después un entrañable encuentro entre dos viejos amantes, y fue de las más aplaudidas de su nuevo disco junto a "Tiempo de amor", pieza que el propio autor consideraba "de las más interesantes" en una reciente entrevista con Efe.

Las gradas se entusiasmaron y ovacionaron "El amor", así como "Y te vas", en las que se hizo notar el interminable juego de luces, y esta senda continuó con "Celos de mi guitarra", una de las favoritas de su primer disco de oro, rememoró Perales.

A esas alturas los espectadores estaban tan entregados que hacían la ola al vaivén del cantante, que también interpretó "Melodía perdida" y "Le llamaban loca", ambas recordadas y coreadas por el público.

En ese punto se produjo el momento más tierno de la actuación cuando Perales confesó que lo más bonito que le habían llamado nunca era "abuelo", provocando los "ooh" en el recinto operístico, antes de interpretar "Canción para Guillermo", dedicada a su nieto.

Guitarra en mano, el compositor se dedicó a refrescar algunos de sus temas más versionados, como "Pensando en ti", más reconocible en la voz de Isabel Pantoja; "Frente al espejo", prestada a Raphael, y "Que no daría yo", que también interpreta Rocío Jurado.

Pero fue uno de los hits que marcaron la carrera de Perales, "Por qué te vas", el que provocó la locura entre los asistentes, momentos antes de cerrar con "América", a la que normalmente pone cara Julio Iglesias, y otra de sus canciones más reconocidas: "Y cómo es él", la más aclamada de la noche.

Tras cantar "Balada para una despedida" el público, con insistencia, le obligó a salir de nuevo para rematar la faena con "Te quiero" y "El velero", con la que, efectivamente, se marchó.

Al irse le dio tiempo, incluso, a firmar a sus admiradores algún ejemplar de "La melodía del tiempo", su primera novela, publicada el pasado noviembre.

De esta forma, Perales mantiene el listón alto, cuatro años después de su anterior trabajo, "Calle Soledad", y protagoniza el segundo llenazo en dos citas del Universal Music Festival que se celebra estos días en el Teatro Real.

El conquense continuará su gira, que comenzó en mayo, dentro de dos semanas en Ávila, y llegará a Leganés el 30 de julio para seguir por distintas ciudades españolas y cruzar el gran charco entre octubre y noviembre, cuando actuará en Paraguay, Argentina, Uruguay, Perú, Ecuador, Colombia y Estados Unidos.

Por su parte, esta segunda edición del Universal Music Festival proseguirá el próximo viernes con el norteamericano Rufus Wainwright, que precede a Bunbury, Diana Krall, Manuel Carrasco y Arcángel, quien cerrará el ciclo al finalizar julio.