9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 22 de noviembre de 2016, 11:24

El ritmo de crecimiento del desarrollo humano cayó antes de la crisis en Brasil

Río de Janeiro, 22 nov (EFE).- El ritmo de crecimiento del desarrollo humano en Brasil se desaceleró entre 2011 y 2014, antes de que el país se hundiera en la actual recesión, con respecto a la década anterior, según un estudio divulgado hoy por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud).

De acuerdo con el estudio, elaborado en conjunto por el Pnud y el gubernamental Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA) de Brasil, el índice de desarrollo humano en la mayor economía suramericana creció a un ritmo del 1 % anual entre 2011 y 2014.

Se trata de una desaceleración con respecto al ritmo que había alcanzado entre 2000 y 2010, cuando, favorecido por la fuerte reducción de la pobreza, el índice creció al 1,7 % anual.

El Pnud, sin embargo, aún no tiene datos de lo ocurrido a partir de 2015, cuando la economía de Brasil se contrajo un 3,8 %, su peor resultado en 25 años, y el país se hundió en una grave recesión que se mantuvo en 2016, para cuando se espera una retracción del producto interno bruto (PIB) del 3,4 %.

El llamado Índice de Desarrollo Humano (IDHM), usado por la ONU como referencia para medir el desarrollo social de un país y no solo el económico, es un indicador que varía entre 0 (al que se aproximan los países menos desarrollados) y 1 (al que se acercan los más desarrollados), y que está compuesto por tres variables: educación, longevidad (esperanza de vida al nacer) y renta de la población.

El IDHM de Brasil subió desde 0,738 en 2011 hasta 0,761 en 2014 y mantuvo la tendencia de crecimiento que había registrado en la primera década de este siglo.

En su variable educación, el índice subió desde 0,820 en 2011 hasta 0,836 en 2014, en la de longevidad pasó de 0,676 a 0,706 y en la de renta de 0,718 a 0,741.

Pese a que mejoraron, las tasas de crecimiento anual de las variables educación y longevidad en los primeros cuatro años de esta década (1,5 % y 0,6 % respectivamente) fueron muy inferiores a las registradas entre el 2000 y el 2010 (3,4 % y 1,2 % respectivamente).

Por su parte, la tasa de crecimiento anual de la renta entre 2011 y 2014 (1,1 %) superó la de la década anterior (0,7 %), pero este es el indicador que se prevé que más será afectado por la recesión.

La tasa de longevidad, por ejemplo, subió desde 74,2 años en 2011 hasta 75,1 años en 2014 principalmente por la caída de la mortalidad infantil, que pasó de 16,4 bebés de menos de un año muertos por cada mil nacidos vivos en 2011 a 14,4 en 2014.

Para el Pnud, el ritmo de crecimiento del desarrollo humano se mantuvo en Brasil en los primeros años de la actual década impulsado principalmente por los programas de combate a la pobreza puestos en marcha por el Gobierno del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y que fueron mantenidos en el de su sucesora, Dilma Rousseff (2011-2016).

"La población brasileña no sufrió grandes impactos en los primeros años de la actual década gracias a la robustez de los programas sociales, que ofrecen apoyo a dimensiones básicas de la vida humana, como salud, educación y renta", según el estudio.