10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 14 de octubre de 2016, 11:42

El Reino Unido va a proponer que la ONU exija un alto el fuego en Yemen

Naciones Unidas, 14 oct (EFE).- El Reino Unido anunció hoy que va a proponer al Consejo de Seguridad de la ONU una resolución para exigir un alto el fuego en Yemen.

El texto busca además que las partes del conflicto se vuelvan a comprometer a mantener negociaciones políticas para poner fin a la guerra, según dijeron a Efe fuentes diplomáticas británicas.

La iniciativa llega en plena escalada de la tensión, tras la masacre de 140 personas en un bombardeo en Saná, del que los rebeldes yemeníes responsabilizan a la coalición liderada por Arabia Saudí, y el subsiguiente aumento de los ataques por parte de los hutíes.

Además, EE.UU. llevó a cabo esta semana sus primeros ataques en el país, bombardeando tres radares costeros de los rebeldes en respuesta al lanzamiento de misiles contra uno de sus destructores en aguas del Mar Rojo.

Desde el inicio del conflicto, Naciones Unidas ha intentado mediar entre las partes para detener los combates y ha organizado varias rondas de negociaciones de paz.

La última, acompañada de una tregua, se cerró sin éxito el pasado mes de agosto.

La coalición árabe capitaneada por Riad comenzó en marzo de 2015 una ofensiva militar contra los hutíes y en apoyo al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, que se encuentra exiliado en el país vecino.

Los intentos de paz de la ONU se han hecho siempre con base en la resolución 2216 del Consejo de Seguridad, que estipula la retirada de las milicias y grupos armados de las ciudades, la entrega de las armas al Estado, la devolución de las instituciones gubernamentales al Ejecutivo de Hadi, la liberación de los detenidos y la reanudación del diálogo nacional.

Desde la aprobación de aquel texto en la primavera de 2015, las diferencias han aumentado enormemente en el Consejo de Seguridad, con países como Rusia muy críticos con la intervención de Arabia Saudí, socio de EE.UU.