10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 10 de octubre de 2016, 18:25

El primer fiscal internacional de la misión de la OEA llegará a Honduras en noviembre

Tegucigalpa, 10 oct (EFE).- El primer fiscal internacional que trabajará en la investigación de casos de corrupción en Honduras llegará al país en noviembre, informó hoy el portavoz de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), Juan Jiménez.

Jiménez dijo en Tegucigalpa que el fiscal internacional, de quien no precisó detalles, trabajará en casos adicionales a los que la Mision de la Organización de Estados Americanos ya trata.

La Maccih ya está sobre un desfalco millonario en el Instituto Hondureño de Seguridad Social, descubierto hace tres años, que involucra a políticos, empresarios y funcionarios de los últimos tres Gobiernos, por lo que hay una decena de detenidos y diez prófugos que deben ser capturados, recordó Jiménez.

Indicó además a los periodistas que la Maccih, que inició operaciones en abril, presentará el próximo 19 de octubre su primer informe semestral al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Añadió que Almagro le presentará el informe al Gobierno de Honduras y que el documento lo conocerá la opinión pública cuando el secretario general lo determine.

"Nosotros esperamos también que ese informe pueda dar respuesta a las inquietudes de la opinión pública hondureña en relación a los resultados de la Misión", subrayó Jiménez.

El diplomático dijo que la Maccih todavía se está "construyendo", pero ya está "procediendo con todos sus concursos internacionales para traer a los primeros funcionarios que trabajarán en los casos de investigación" sobre corrupción en Honduras.

Sobre la depuración de la Policía Nacional iniciada este año en el país, expresó que la Maccih viene "siguiendo muy de cerca el proceso" y alienta a que "siga adelante".

"A partir de 2017 la Misión va a trabajar en una serie de iniciativas vinculadas a cómo este proceso de depuración policial debe mantenerse en el tiempo", señaló Jiménez.

Además, "eso es lo que hemos concordado con las autoridades de la Secretaría de Seguridad a efecto de que el propio Departamento de Seguridad Pública de la OEA venga a trabajar en esta línea", acotó.

Jiménez también indicó que el proceso de la próxima elección de los magistrados del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) de Honduras debe estar "precedido por los criterios de autonomía institucional e independencia funcional de sus integrantes".

"Para la Maccih solamente un tribunal independiente, autónomo, puede garantizar la auditoría relativa al uso de recursos públicos", explicó.

En ese sentido, hizo un llamamiento a los diputados, el Parlamento y a todos los hondureños, a que postulen para la próxima elección de los magistrados del TSC, un organismo que, al igual que otras instituciones del país, no goza de suficiente credibilidad.

"Lo que estamos buscando justamente es que este proceso se realice de modo transparente, de modo participativo, pero también un proceso que determine esta autonomía e independencia", indicó.

La Maccih también quisiera que "los partidos políticos en Honduras no tengan ninguna injerencia partidaria para la composición de este tribunal".

El organismo considera que debe existir "una composición vinculada a la idoneidad técnica, profesional, moral, pero también una idoneidad relativa a la independencia que este organismo tiene que tener para la auditoría del país", subrayó el diplomático.

Jiménez recordó que los nuevos magistrados del TSC regirán por siete años y que su trabajo será importante desde la perspectiva del combate a la corrupción.

"Una entidad tomada, una entidad que no tenga independencia, es una entidad que probablemente no sirva a los intereses que quieren los hondureños de combatir la corrupción", señaló.

Jiménez reiteró además la importancia que tiene para Honduras que se controle la financiación ilegal de los partidos políticos y campañas de candidatos a cargos de elección popular para evitar que el narcotráfico y la corrupción se inmiscuyan en las elecciones generales que se celebrarán en noviembre de 2017.