20 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 16 de marzo de 2017, 08:49

El presupuesto de Trump supone "trasladar sus palabras a números", sostiene la Casa Blanca

Washington, 16 mar (EFE).- El director de Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, remarcó hoy que la propuesta presupuestaria del presidente, Donald Trump, supone "trasladar sus palabras a números", al defender los históricos recortes en ayuda exterior y protección medioambiental para financiar el auge en Defensa.

La propuesta presupuestaria, desvelada hoy, aplica enormes recortes en el Departamento de Estado (28 %), la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), de un 31 %, el Departamento de Salud (23 %) y en el de Trabajo (21 %).

Esta rebaja de fondos implica en la EPA la supresión de 3.200 puestos de trabajo y la reducción en los programas de ayuda internacional en un 38 %, que no han sido detallados.

"Escuchamos las prioridades del presidente y trasladamos sus palabras, sus políticas a números. Así que la gente que votó por él está consiguiendo exactamente por lo que votaron", remarcó Mulvaney en una conferencia telefónica con periodistas.

También figura en su propuesta la supresión de fondos federales adicionales para la Corporación de Medios Públicos, que incluye la radio (NPR) y televisión pública (PBS); y los Programas Nacionales para las Artes y las Humanidades.

Estos recortes permitan elevar, por el contrario, la financiación en Defensa, que sube un 10 %; Seguridad Nacional, que lo hace un 6 %; y la dotación del Departamento de Asuntos de Veteranos, que sube un 10 %.

La propuesta de gasto discrecional de Trump asciende a un total de 1,15 billones de dólares, y se espera que en mayo ofrezca un presupuesto completo, que incluya su plan fiscal y de reforma de programas sanitarios y de Seguridad Social.

El borrador gubernamental establece las prioridades de gasto, pero dependerá del Congreso cómo se distribuya el presupuesto federal.