4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 2 de septiembre de 2016, 22:38

El presidente de Nicaragua niega buscar la reelección por medio del fraude

Managua, 2 sep (EFE).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, candidato a la reelección, negó hoy la posibilidad de un fraude en los comicios generales de noviembre próximo, como denuncia la oposición, y dijo que será el voto el que decidirá.

"El voto es el que va a definir los resultados de estas elecciones", aseguró Ortega durante la celebración del aniversario número 37 del Ejército de Nicaragua.

Grupos que se identifican con la opositora Coalición Nacional por la Democracia sostienen que el Consejo Supremo Electoral (CSE) manipula las votaciones nacionales, municipales y autonómicas desde 2008, para favorecer al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), cuyo líder es Ortega.

En un extenso discurso, el presidente nicaragüense apenas se refirió al proceso electoral, en el que espera ser reelecto para un cuarto período y tercero consecutivo, esta vez con su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta.

"Estamos seguros de que este proceso electoral, tal y como se viene llevando, se va a culminar también en paz, sin confrontaciones, sin violencia, sino que en paz, definiéndose a final de cuentas con el voto", indicó.

El mandatario también insistió en la seguridad ciudadana que ofrece Nicaragua y que ubica al país entre los menos violentos de Latinoamérica, de acuerdo con sus índices oficiales.

El discurso de Ortega fue precedido por el ascenso de grados de 228 militares y un discurso del jefe de las Fuerzas Armadas de Nicaragua, general Julio César Avilés, en el que destacó los logros de la institución, como el defender la soberanía, combatir el narcotráfico, auxiliar a la población en situaciones de desastres y modernizar sus equipos.

Diversos sectores de la sociedad, desde opositores hasta empresarios y grupos religiosos, han criticado que el FSLN es el único partido beneficiado con decisiones de los poderes del Estado, dominados por los sandinistas, que causaron la virtual salida de la contienda electoral del principal grupo opositor (el Partido Liberal Independiente, PLI) y anularon la observación de los comicios.

Tras una serie de fallos judiciales que le afectaron, el PLI decidió no participar en los comicios por considerar que serán una "farsa" con la que Ortega se validará gracias a la participación de pequeños partidos opositores.

Adicionalmente, 28 diputados del PLI (16 propietarios y 12 suplentes) fueron recientemente expulsados del parlamento nicaragüense porque se negaron a obedecer al líder que les impuso en uno de esos fallos la Corte Suprema de Justicia, Pedro Reyes, un opositor con poca actividad política acusado de favorecer al oficialismo.