10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 23 de julio de 2016, 11:42

El "plan maestro" de Elon Musk para Tesla no impresiona a los inversores

Washington, 23 jul (EFE).- El nuevo "plan maestro" del empresario Elon Musk, que proyecta la expansión de Tesla con la producción de camionetas, camiones y autobuses así como baterías de uso doméstico, ha sido recibido con cautela por los analistas.

AutoPacific, una firma de análisis del sector del automóvil, señaló que al "plan maestro" de Musk le falta detalle sobre cómo alcanzar los ambiciosos objetivos.

Otros lo han comparado con el discurso pronunciado por el candidato a la presidencia estadounidense, Donald Trump, durante la convención republicana en el que planteó acciones radicales pero sin ofrecer un sólo detalle sobre como alcanzar los objetivos.

Pero otros, como el analista Morgan Stanley Adam Jonas, conocido por su simpatía al proyecto de Tesla, considera que el "plan maestro" permite a Musk vincular al fabricante de automóviles con una multitud de mercados valorados en billones de dólares.

Aún así, Jonas resaltó que si el manifiesto de Musk amplía el ámbito de operaciones de Tesla y las oportunidades, también multiplica "el riesgo de ejecución y la carga de financiación del plan".

El resultado en los mercados de la publicación del plan de Musk fue una pérdida inmediata del valor de Tesla del 3,4 % aunque los títulos recuperaron la mitad de lo perdido el viernes.

En su manifiesto, Musk revela que quiere que Tesla produzca una camioneta "pickup", camiones y autobuses, y apuesta por la conducción autónoma como el camino del futuro.

Clave en el plan de Musk es la creación de un techo solar para proporcionar energía a los vehículos de Tesla y escalar Powerwall (una batería doméstica para proporcionar energía a los hogares).

Finalmente, Musk anunció que todos los Tesla tendrán el hardware para que circulen de forma autónoma con el fin de integrarlos en un plan de economía compartida de vehículos en ambientes urbanos que proporcione ingresos a sus propietarios.

La publicación del manifiesto en el blog de Tesla se produce dos semanas antes de que el fabricante de automóviles eléctricos de lujo presente los resultados financieros del segundo trimestre del año tras un primer trimestre en el que las pérdidas se multiplicaron.

De enero a marzo de este año, Tesla perdió 282,2 millones de dólares, un 83 % más que en el mismo periodo de 2015, y entregó a sus clientes menos vehículos de lo esperado.

Los analistas prevén que las cifras económicas del segundo trimestre también serán malas. Tesla ya ha revelado que las entregas de automóviles en el segundo periodo fueron 14.370 vehículos inferiores a lo esperado.

Tesla, que se ha comprometido a entregar 80.000 vehículos este año, casi 30.000 más que en 2015, no ha podido cumplir sus objetivos en el primer semestre del año y parece muy difícil que recupere el terreno perdido en los seis meses finales de 2016.

La publicación del "plan maestro" de Musk también ha coincidido con un momento difícil para Tesla tras el accidente mortal que sufrió uno de sus vehículos mientras operaba con el sistema Autopilot de conducción automática.

La muerte de Joshua Brown, de 40 años de edad en Florida en mayo pasado, se produjo cuando el conductor activó el sistema Autopilot de su Model S.

Según las investigaciones iniciales, los sensores del vehículo fueron incapaces de detectar un camión blanco y el automóvil de Brown se empotró a toda velocidad contra su parte trasera causando la muerte del conductor.

Tras comunicar la muerte de Brown y el inicio de una investigación en el accidente por parte de las autoridades estadounidenses, Musk defendió Autopilot y el concepto de la conducción automática.

Musk afirmó que con Autopilot, la mitad del millón de muertes que se producen cada año en las carretera de todo el mundo se podrían evitar.

Pero la defensa de Musk no ha convencido a muchos especialistas quienes han señalado que las comparaciones y estadísticas utilizadas por el multimillonario son "absurdas" según la revista del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

A pesar de sus problemas de ejecución en la estrategia industrial y el revés que ha supuesto la muerte de Brown, Musk ha redoblado su apuesta de futuro.

El empresario, fundador de PayPal, Space X y Tesla, ha confirmado su intención de fusionar el fabricante de automóviles con SolarCity, una empresa de servicios de energía solar en la que tiene un 20 % de interés y que pertenece a dos de sus primos.

La operación le costará a Tesla 2.860 millones de dólares, lo que no ha gustado a los inversores, especialmente porque Tesla sólo ha tenido beneficios un trimestre desde 2010 y acarrea ya una deuda a largo plazo de 2.500 millones de dólares.

Pero Musk ha defendido la operación en su "plan maestro" al afirmar que la creación de un techo solar con batería integrado en los vehículos de Tesla, clave para su estrategia futura, no es posible "si Tesla y SolarCity son compañías diferentes".