4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 19 de julio de 2016, 09:14

El periodismo tiene "muchos" futuros, dice director becas Knight de Stanford

Stanford (EE.UU.), 19 jul (EFE).- Desde su despacho en la Universidad de Stanford (California, EE.UU.), donde dirige el programa periodístico John S. Knight, Jim Bettinger ha asistido al auge y declive de la profesión y contempla ahora con "optimismo" los que describe como "múltiples futuros" del periodismo.

"No va a haber un único futuro del periodismo. Habrá varios", explicó en entrevista con Efe Bettinger, quien se prepara para retirarse en septiembre, tras 27 años en el programa de Stanford, primero como subdirector y luego como director.

Las becas John S. Knight financian la estancia de 20 periodistas de distintas partes del mundo cada año en la universidad californiana.

El programa, que se concibió originalmente como una especie de año sabático para los periodistas seleccionados, que acudían a Stanford con la idea de ampliar y profundizar conocimientos y regresar a sus medios con aires renovados, se reinventó en el 2008 para concentrarse en innovación, liderazgo y emprendimiento.

Los periodistas seleccionados dedican ahora su año a reflexionar sobre desafíos en la industria, como la ausencia de un modelo viable de negocio, y desarrollan prototipos para mejorar la colaboración o el periodismo de investigación entre otros muchos.

Bettinger considera que hay un creciente énfasis en el sector en la "búsqueda de oportunidades", lo que ve como una señal alentadora.

Mencionó, en ese sentido, el auge del periodismo de datos propiciado por la aparición de nuevas herramientas de análisis.

"Podemos analizar datos de una forma en la que no podíamos hace tan solo cinco años y encontrar historias ocultas en ellos", señaló.

Consideró también esperanzador el que haya una gran demanda de información, aunque el sector no haya encontrado de momento una fórmula para ganar dinero, y citó como positivo el que hayan surgido organizaciones sin ánimo de lucro exitosas como el grupo de periodismo de investigación Propublica, que hace uso extensivo del análisis de datos.

"Hay un esfuerzo real para encontrar nuevas formas de encontrar y presentar la información, nuevos modelos para encontrar financiación", dijo.

Alertó, con todo, que el depender de los fondos de fundaciones acarrea sus riesgos, porque estas pueden tener sus propios intereses o cambiar de prioridades.

"La belleza del modelo publicitario anterior es que había tantos anunciantes que la retirada de uno de ellos no planteaba una amenaza económica", insistió.

Añadió, por lo demás, que el futuro del periodismo radica también en establecer una relación estrecha con los usuarios, saber quiénes son y qué necesidades tienen.

"En Estados Unidos hubo un gran énfasis en el profesionalismo, lo que es bueno en cierto modo, pero eso también hizo que los periodistas se distanciasen de los lugares en los que vivían y que no tuviesen suficientes opiniones", afirmó.

"Y eso se tradujo en la desconexión de los lectores. Creo que el estar conectados con ellos (los usuarios) es realmente importante", subrayó.

Mencionó, por lo demás, que el periodista del futuro necesitará equiparse con conocimientos técnicos como el análisis de datos o la programación, pero también seguir teniendo las cualidades que siempre han definido a los grandes profesionales, "como la curiosidad y la capacidad para convencer a la gente que te cuente cosas".

"Eso es crucial", dijo.

Hizo hincapié, también, en que uno de los elementos importantes del periodismo, el escepticismo, puede resultar contraproducente cuando uno busca hacer cambios en una sala de redacción o un medio.

"Es difícil crear algo si tiene que ser perfecto desde el principio y si la crítica va a ser el factor dominante", señaló Bettinger, quien consideró, por lo demás, que la complacencia de la industria explica la situación de crisis actual.

Recordó que las primeras señales preocupantes en Estados Unidos comenzaron a finales de la década de los 60, cuando la circulación de los periódicos comenzó a caer pese a que la población seguía aumentando, unas señales a las que nadie dio importancia y que fueron agravándose hasta desencadenar en la caída en picado de ingresos de la última década.

Pese a los desafíos, Bettinger se confiesa optimista, porque, dice, "no hay alternativa".

"Creo que lo que hay son oportunidades y no problemas, y el ver las cosas desde ese punto de vista es mucho más divertido", concluyó.

El programa John S. Knight vio la luz en el año 1966 y desde entonces ha respaldado a casi 1.000 periodistas.