27 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 23 de diciembre de 2016, 01:00

El PE impone licencia previa

El cemento pasó a engrosar la lista de productos como las confecciones y textiles, calzados, varillas, alambrones, entre otros, que requieren licencia previa otorgada por el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) para habilitar su importación. Esta medida no gusta al Centro de Importadores del Paraguay porque considera que encarecen los productos y restan competitividad.

El Poder Ejecutivo promulgó ayer el Decreto Nº 6533 que establece un régimen de licencia previa no automática para la importación de cemento portland y cementos especiales. Esto implica que, en adelante, los importadores de cemento deberán registrarse y pedir autorización al MIC, para poder ingresar el producto al mercado.

El titular del Centro de Importadores del Paraguay (CIP), Ricardo Carrizosa, dijo ayer que el gremio no está de acuerdo con las licencias previas. “Creemos que es una traba paraarancelaria para encarecer los productos importados, en detrimento de que la ciudadanía pueda acceder a productos de buena calidad y a precios más competitivos”, recalcó.

Señaló que esta competitividad se requiere más en el sector de la construcción, a partir de que el país necesita desarrollar infraestructura. “Con esto lo único que se hará es encarecer la construcción y perjudicar el desarrollo del país”, sentenció.

Carrizosa apuntó que ya se exige licencia para importar textil, calzados, hierros, combustibles y ahora cemento, con lo cual se va a generar sobrecostos porque esa autorización se paga.

CONTROL. Por su parte, el viceministro de Comercio, Óscar Stark, sostuvo ayer que decidieron incorporar el cemento como producto que debe tener licencia previa de importación para un mejor control.

“Años atrás la importación de cemento era escasa, pero ahora vemos que está creciendo y llegó al 15 por ciento del mercado y se consideró hacer un control”, argumentó.

Refirió que es un nuevo requisito para empezar a controlar un producto que se considera estratégico y que tenga un estándar de calidad para las construcciones.