10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 2 de agosto de 2016, 04:07

El Parlamento británico pide a la BBC que divulgue el sueldo de sus estrellas

Londres, 2 ago (EFE).- Una comisión parlamentaria propuso hoy que la BBC divulgue el sueldo de sus empleados que cobren más que el primer ministro británico, en un esfuerzo por aumentar la transparencia en la cadena pública.

El presidente de la comisión de Cultura, Deportes y Medios de Comunicación de la Cámara de los Comunes, Damian Collins, dijo que "no hay ninguna buena razón" por la que no se puedan hacer públicos los sueldos de los trabajadores del ente público mejor pagados que el jefe del Gobierno.

El primer ministro del Reino Unido, actualmente la conservadora Theresa May, tiene un sueldo anual cifrado en abril de este año en 143.462 libras (unos 170.000 euros), lo que incluye los ingresos como diputado.

Al revisar el nuevo Libro Blanco del Gobierno para la emisora, la comisión consideró insuficiente la propuesta de que esta solo deba difundir el sueldo de sus presentadores estrella a partir de unos ingresos anuales de 450.000 libras (o 535.000 euros), lo que es además un umbral más alto del que se establece para los cargos ejecutivos.

"En el asunto de los salarios, la cuestión es que estos son sufragados por los ciudadanos a través de la licencia televisiva, tanto si son de presentadores como de ejecutivos. ¿Por qué debería haber normas diferentes para unos y otros?", declaró Collins.

"El umbral debería ser el mismo para los ejecutivos y para las estrellas, y debería publicarse el salario de cualquiera que gane más que el primer ministro", manifestó.

Un portavoz de la BBC dijo que publicar los salarios individuales de sus grandes fichajes perjudicaría a la emisora pública frente a sus competidoras privadas y señaló que la propuesta gubernamental recogida en el Libro Blanco "es una fórmula de compromiso satisfactoria".

El Libro Blanco, que propone la regulación futura de la cadena pública, cuyo actual estatuto expira a finales de este año, sugiere también cambios en los órganos directivos y de supervisión de la emisora, que sufragan los hogares británicos mediante el pago de un canon por tener televisión.