2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 26 de julio de 2016, 06:32

El papa viaja a Polonia para encontrar a los jóvenes y recordar el Holocausto

Ciudad del Vaticano, 26 jul (EFE).- El papa Francisco viaja desde el 27 al 31 de julio a Polonia para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Cracovia, visitará los lugares símbolos de Juan Pablo II y recordará el Holocausto con un recorrido en silencio por los campos de Auschwitz y Bikernau.

El decimoquinto viaje de Francisco estará lleno de contrastes, desde los actos de bullicio propios de las JMJ, a los momentos de recogimiento en los santuarios polacos y al dolor en su visita a los campos de exterminio nazi.

Francisco, que viaja por primera vez al corazón de la Europa católica, a la que hasta ahora no había prestado atención por preferir acudir a las que él llama "periferias del mundo", convertirá la visita en un homenaje a san Juan Pablo II, que como papa viajó hasta nueve veces a su país natal.

El programa repleto de actos y en los que pronunciará 10 discursos en italiano, excepto uno en español, comenzará con la llegada a las 16:00 (14:00 GMT) al aeropuerto Juan Pablo II, desde donde se trasladará inmediatamente al Castillo de Wawel para el encuentro con las autoridades y el cuerpo diplomáticos.

Allí se producirá el encuentro privado con el presidente, Andrzej Duda, y posteriormente se trasladará a la catedral, donde será recibido por el cardenal arzobispo de Cracovia, Stanislaw Dziwisz, quien fue el histórico secretario de Juan Pablo II.

En la catedral, donde se exhiben también reliquias de san Juan Pablo II y donde tendrá su primer encuentro con los católicos polacos, está previsto un momento de recogimiento ante la tumba de San Estanislao y ante el Santísimo Sacramento.

El jueves será el día del homenaje a la tradición católica polaca con la misa que celebrará en el santuario de Jasna Góra, en Czestochowa, y donde se venera a la Virgen negra, de la que Wojtyla era muy devoto, en ocasión del mil cincuenta aniversario del bautismo de Polonia.

Francisco será también el primer pontífice que viajará en un tranvía, pues en este medio ecológico llegará al parque Jordán, en Blonia, para un primer encuentro en el marco de la JMJ y donde le esperan unos 600.000 jóvenes.

El viernes será el día del dolor y del silencio, como lo definió el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, pues Francisco cruzará la puerta de Auschwitz, donde la frase "Arbeit macht frei" (El trabajo os hace libres) era lo primero que veían los prisioneros que llegaban hacinados en trenes.

En Auschwitz, donde murieron 1,1 millones de personas entre judíos, gitanos, homosexuales y prisioneros de hasta veinte nacionalidades, visitará los lugares en los que se recuerda a San Maximiliano Kolbe, el sacerdote polaco que murió al ofrecerse a cambio de un padre de familia.

Frente al muro donde fueron fusilados miles de judíos, Francisco encontrará a diez supervivientes y después se trasladará en coche hasta el campo de Birkenau, el "Auschwitz 2", construido a unos tres kilómetros de distancia

Allí pasará delante del monumento que conmemora las víctimas de cada nación que murieron en este campo y encontrará a 25 "Justos de las Naciones", como se denominan a aquellos que se esforzaron por detener el Holocausto y salvar a los judíos.

Por la tarde visitará el hospital pediátrico de Prokocim, uno de los más importantes del país y donde podrá saludar a unos 50 niños que se encuentran hospitalizados.

Después en la explanada de Blonia asistirá al Vía Crucis organizado en ocasión de la JMJ y dirigirá unas palabras a los fieles

El sábado 30 de julio, visitará otro de los lugares vinculados a Juan Pablo II, el convento donde está enterrada Santa Faustina Kowalska y después irá al santuario de la Divina Misericordia, donde confesará a algunos jóvenes.

A un kilómetro de distancia se encuentra el nuevo santuario dedicado a Juan Pablo II donde celebrará misa ante cerca 7.000 personas.

Tras almorzar con 12 jóvenes en representación de los cinco continentes en el arzobispado, Francisco se trasladará al Campus Misericordiae para celebrar una vigilia con la juventud y a quienes dedicará su discurso.

El domingo será el día de la misa multitudinaria y del encuentro con los voluntarios por la tarde en el Tauron Arena antes de regresar a Roma, donde llegará a las 20.30 (18.30 GMT).

Cristina Cabrejas