10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 27 de julio de 2016, 01:59

El Papa emprende hoy su viaje hacia Polonia apenado por el ataque en Ruán

Roma, 27 jun (EFE).- El papa Francisco emprende hoy su viaje a Cracovia, donde permanecerá hasta el 31 de julio, para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), particularmente apenado por el ataque a una iglesia en Ruán (Francia) mientras se celebraba una misa y donde dos supuestos islamistas mataron al anciano sacerdote.

El portavoz del papa, Federico Lombardi, expresó ya el "dolor y horror" que sintió en pontífice argentino tras conocer la noticia y después en un telegrama firmado por la Secretaría de Estado vaticano se expresó que el papa estaba particularmente afectado por los hechos.

El papa podría en el avión con el que viajará a Cracovia a las 14.00 horas (12.00 GMT) dirigir a los periodistas que le acompañan algunas palabras sobre el ataque en el que murió Jacques Hamel, de 84 años, y que si se confirman las reivindicaciones se trataría del primer ataque de matriz islámica contra un objetivo católico en Europa.

Este es el decimoquinto viaje internacional del papa argentino y el primero que realiza al corazón de la Europa católica, aunque el motivo sea la celebración de la JMJ, que ayer comenzó con una misa en la que se recordó lo sucedido en Normandía y por lo que el arzobispo de la ciudad, Dominique Lebrun, abandonó inmediatamente Cracovia para regresar a su diócesis.

En Polonia, Francisco tiene un programa repleto de actos y en los que pronunciará 10 discursos en italiano, excepto uno en español, y entre los que destacan la misa que celebrará en lugares símbolo de la tradición católica como el santuario de Jasna Góra, en Czestochowa, sus visitas al santuario de la Divina Misericordia y al dedicado a Juan Pablo II.

Después participará en los actos relacionados con la JMJ como al Vía Crucis, la vigilia y la misa final con los jóvenes.

Mientras que el 29 de julio, como ya hicieron Juan Pablo II y Benedicto XVI, recorrerá en silencio los campos de exterminio nazi de Auschwitz y Bikernau, donde encontrará a algunos supervivientes.