7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 17 de septiembre de 2016, 05:44

El papa asegura que la hospitalidad es la mayor seguridad contra el terrorismo

Ciudad del Vaticano, 17 sep (EFE).- El papa Francisco aseguró hoy al referirse a la emergencia de la inmigración que se vive en Europa y en todo el mundo que "la auténtica hospitalidad" es "nuestra mayor seguridad contra los odiosos actos terroristas".

Francisco pronunció hoy estas palabras en un discurso a los miembros de las asociaciones de ex alumnos y alumnas de los Jesuitas que se reunieron en Roma para asistir a una conferencia sobre inmigración y la crisis de los refugiados.

El pontífice afirmó que se vive "la más grave crisis humanitaria desde la II Guerra Mundial" y recordó que existen "65 millones de refugiados en el mundo" que "no son diferentes de nuestros familiares, amigos y que tienen el derecho inalienable de vivir en paz y de aspirar a un futuro mejor para sus hijos".

Explicó que existen guerra en varias partes del mundo y que "nunca se ha registrado un número tan alto de personas que han muerto intentando atravesar el mar Mediterráneo, que se ha convertido en un cementerio o pasan años en campos de refugiados".

A los ex alumnos de la Compañía de Jesús les pidió ayuda para que también la Iglesia "sea capaz de responder a la tragedia humana de los refugiados mediante actos de misericordia que promuevan su integración en el contexto europeo".

"Os animó a dar la bienvenida a los refugiados en vuestras casas y comunidades, de manera que su primera experiencia en Europa no sea el trauma de dormir en las frías calles, sino que tengan una acogida humana y caliente".

"Recordar que la auténtica hospitalidad es un profundo valor evangélico que alimenta el amor y es nuestra mayor seguridad contra los odiosos actos de terrorismo", afirmó.

El pontífice subrayó preocupado que "menos del 50 % de los niños refugiados tienen acceso a la educación primaria y que por desgracia, el número se reduce al 22 % entre los adolescentes refugiados con edad para la educación secundaria y menos del 1 % en el caso de acceso a las universidades".

Exhortó a que cada uno en su país se empeñe en "transformar sus comunidades en lugar de bienvenida de todos los hijos de Dios para que tengan la oportunidad no simplemente de sobrevivir, sino de crecer, florecer y dar frutos".