6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 17 de agosto de 2016, 02:00

El operativo Hendy anticontrabando está acéfalo desde febrero

El Ejecutivo no volvió a nombrar un coordinador de las acciones de la Unidad Interinstitucional Anticontrabando. La acefalía continúa en medio de cruces entre Aduanas y Hacienda por baja recaudación.

El operativo Hendy anticontrabando que había impulsado con bombos y platillos el presidente Horacio Cartes, dejó de ser noticia hace un buen tiempo, ya no se reportan incautaciones importantes de productos ilegales.

Desde la salida del entonces viceministro de Comercio y coordinador de la unidad anticontrabando, Pablo Cuevas, a principios de febrero pasado, el Ejecutivo no volvió a designar un reemplazante.

El actual viceministro de Comercio, Óscar Stark, aclaró que él ya no fue nombrado como su antecesor para realizar la tarea.

Sin embargo, afirmó que el Operativo Hendy sigue vigente debido a que está aprobado por decreto y siguen los trabajos en este contexto de las instituciones en forma independiente.

"Todavía no se definió quién va a ser el coordinador. Antes era Pablo Cuevas, sin perjuicio de sus funciones de viceministro. Si bien está pendiente el nuevo coordinador, el operativo sigue funcionando y las instituciones que integran la unidad continúan trabajando con la Fiscalía y Aduanas", enfatizó.

Consideró que se está trabajando aunque con menos frecuencia, a partir de que también disminuyó la presión del contrabando argentino por el tipo de cambio", enfatizó.

BRASIL. Stark dijo que, actualmente, el flagelo del contrabando se produce, aparentemente, con más fuerza, en la frontera con Brasil, a raíz de que los precios se presentan convenientes por la devaluación del real.

Refirió que ellos como Ministerio de Industria y Comercio (MIC) siguen realizando intervenciones en comercios para el control de etiquetados. "Eso es un primer indicio para detectar mercaderías de contrabando. Los infractores saben que la multa por falta en el etiquetado se incrementó en más de 150 por ciento. Consultamos a Aduanas si los productos entraron legalmente al país y seguimos trabajando con más fuerza", sentenció.

Igualmente, apuntó que continúan el control de la producción de los ingenios azucareros para determinar los lotes, para que luego el azúcar que ingresa de contrabando no sea comercializada como producto nacional.

Admitió que en los últimos tiempos ya no aparecen grandes incautaciones de productos de contrabando, pese a que los controles de todas las instituciones siguen.

RECAUDACIÓN. Esta acefalía en la coordinación de la lucha anticontrabando no pasa desapercibida en medio de los cruces entre Aduanas y Hacienda por la baja recaudación.

Hacienda insiste en que pese a la caída drástica de las importaciones, se pueden aumentar los ingresos aduaneros.

Sin embargo, el titular de Aduanas, Nelson Valiente, se ratifica en que extreman recursos y acciones, pero no pueden hacer nada en contra de la extrema caída de las importaciones, que ya llegó al 18 por ciento este año.

Las recaudaciones del ente también se vieron seriamente afectadas en las fronteras con la Argentina (como Encarnación y Puerto Elsa), debido a que los precios en el vecino país ya no son atractivos y, por ende, el contrabando prácticamente desapareció, como también los despachos de productos importados legalmente.