24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 29 de junio de 2017, 01:00

El nuevo ciberataque global es más difícil de combatir

REUTERS, AFP, EFE

El ataque informático iniciado el martes provocaba complicaciones en todo el mundo ayer, miércoles, afectando a miles de computadores, interrumpiendo operaciones en puertos desde Mombay a Los Ángeles y paralizando la producción de una fábrica de chocolates en Australia.

El virus se habría manifestado primero el martes en Ucrania, donde infectó de forma silenciosa los computadores de usuarios que descargaron un popular paquete de contabilidad de impuestos o visitaron un sitio web local de noticias, según la policía nacional y expertos informáticos internacionales.

El programa maligno bloqueó máquinas y exigió a las víctimas que pagaran un rescate por 300 dólares en bitcoins o perdieran completamente sus datos, algo similar a la táctica de extorsión que usó en mayo el ataque global de ransomware WannaCry.

Las empresas y los organismos afectados por el ciberataque global intentaban ayer recuperar la normalidad después de ser blanco de un nuevo ransomware, que según la ONU y Europol es más sofisticado que el virus WannaCry y más difícil de combatir.

Este ciberataque mundial, que de acuerdo con la oficina de policía europea (Europol) aún no ha sido detenido, se produce menos de dos meses después de que el virus WannaCry pusiera en jaque y consiguiera burlar los sistemas de seguridad informática del mundo, aunque el lanzado el martes es aún más sofisticado.

Esta es la conclusión a la que han llegado tanto Europol como la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), que, si bien resaltan las similitudes, consideran el más reciente de estos ciberataques de mayor complejidad y piden mejorar las respuestas ante estas amenazas.

Para el director ejecutivo de Europol, Rob Wainwright, se trata de otro serio ataque ransomware (secuestro de datos) con impacto global, aunque aún se desconoce el número de víctimas, y que buscaría explotar todo un abanico de vulnerabilidades.

También el director del programa global contra la cibercriminalidad de la ONUDD, Neil Walsh, dijo a Efe que este programa parece estar “muy bien construido” y tener “una gran capacidad técnica”, al tiempo que alertó de que es muy difícil de desactivar.

Frente al único vector de WannaCry, que en mayo afectó a 200.000 usuarios en 150 países, el malware de ahora utiliza al menos cuatro fuentes de distribución, explicó la compañía rusa Laboratorio Kaspersky.