27 de septiembre
Martes
Despejado
15°
33°
Miércoles
Despejado
17°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
34°
Viernes
Nublado
17°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 17 de septiembre de 2016, 12:20

El novelista gráfico Alfonso Zapico destaca el despegue del cómic en España

La Paz, 17 sep (EFE).- El novelista gráfico Alfonso Zapico destacó hoy en Bolivia el despegue que ha tenido la industria del cómic en España en los últimos años, producto de la mayor libertad que tienen ahora los autores para crear historias sin estar sujetos a formatos o temáticas impuestas por las editoriales.

En una entrevista con Efe en La Paz, Zapico (Blimea, 1981) señaló que en los años 90, el mercado del cómic en España estaba copado por las "grandes industrias" (Francia, EE.UU. y Japón) y tenía un alcance limitado a un número de lectores "muy específico".

"En cambio ahora estamos abriendo el formato, estamos haciendo historias más libres, más abiertas, donde el autor puede expresar lo que quiere y no está limitado por una editorial o por un mercado y así estamos consiguiendo llegar a lectores que antes no leían cómic", sostuvo el dibujante.

La clave para la expansión del público lector de cómics en España fue, según Zapico, ampliar la oferta a otras temáticas.

"Es mejor si ofreces al lector una variedad más grande, si además de superhéroes y de manga le ofreces también novela gráfica independiente, cómic francés, otro tipo de historias para que pueda elegir", dijo.

Mencionó que, por ejemplo, a la gente inclinada por la literatura puede interesarle el cómic inspirado en la historia o en obras literarias, "pero no le interesa los superhéroes, o al revés. Entonces hay que buscar un poco el equilibro", añadió.

Según Zapico, si bien la crisis en España afectó a las editoriales grandes, no llegó a impactar realmente a la producción de cómics, ya que los historietistas trabajaban con editoriales pequeñas y con ediciones reducidas.

"Es un poco casi lógico, como partimos desde una crisis del cómic español que venía muy fuerte, la única posibilidad (ante la crisis económica) era mejorar o desaparecer, y lo que estamos haciendo es mejorar", afirmó el novelista gráfico.

El dibujante, ganador del Premio Nacional de Cómic de España en 2012 por "Dublinés", llegó a La Paz esta semana para participar en la Feria Internacional del Libro (FIL) de esa ciudad boliviana, en la que en las próximas horas participará junto a historietistas locales en una charla sobre la adaptación literaria a la historieta.

Zapico también integrará este domingo un panel sobre "La historieta en la literatura", dentro del Congreso Nacional de Historietas que se efectúa como parte de las actividades de la FIL.

Y es que la fuente de inspiración del artista asturiano son la historia y la literatura, que le permiten crear cómics "un poco más realistas" porque, confesó, la fantasía no le "acaba de encajar".

"Cada autor es diferente. Tengo amigos autores que encajan muy bien en la ficción, en la fantasía, que tienen mucha imaginación y ese universo les gusta y es un poco su terreno, pero yo me muevo mejor en los personajes reales, en los episodios históricos", dijo.

El mercado para este tipo de novelas gráficas está creciendo mucho en España, donde si bien se perdió un poco al público infantil lector de cómics, se ganó "a los adultos que sí que están empezando a leerlos", agregó.

Opinó que este tipo de novela también es una buena forma de llegar a quienes no gustan de la historia.

"La ventaja del cómic es que es visual y que tiene la capacidad de traducir en imágenes la información complicada (...) Es verdad que a lo mejor no tiene esa densidad de los textos, las palabras, pero comunica muy fácilmente, llega muy rápido y llega muy bien, es muy accesible", destacó.

Zapico cuestionó la "desconexión" entre España y Bolivia en cuanto a la producción de cómics, algo que le parece "un poco raro porque a pesar de que no hay el problema del idioma, nadie sabe lo que hace el otro".

Por ello, el dibujante está decidido a "quitarse la espina" y conocer más sobre las historietas, autores y editoriales bolivianas en la que es su primera visita al país andino.

"Lo que tenemos que intentar, aunque es difícil porque es verdad que la distancia es mucha, (es) tender un puente para que no haya este desconocimiento de unos y otros", agregó.

Gina Baldivieso