24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 13 de enero de 2017, 01:00

El Norte necesita un cambio

Nos conviene recordar aquello que escribe nuestro pueblo y volverlo a leer. En el 2017 tiene que cambiar.

“Somos norteños y norteñas del campo, nacidos del surco del arado y de la semilla, del trabajo y del sudor. Somos de las comunidades indígenas, campesinas y de los barrios, de las organizaciones sociales regionales y nacionales. Somos el pueblo en resistencia, del campo y de la ciudad, que no se cansa ni se calla ante las injusticias y las violaciones de los derechos humanos, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales, en la defensa de nuestra soberanía y nuestros territorios”.

“En el 2001, Concepción ocupaba el quinto lugar entre los departamentos más pobres del país, y en el 2004 se convirtió en el primero. Tres de sus distritos: Horqueta, Loreto y Belén se ubican entre los 10 más pobres, con más del 40% de sus habitantes en condición de pobreza extrema”.

“La desigualdad en cuanto a la tenencia de la tierra también se va agudizando. Más de 1.458.000 hectáreas –que representan el 90,1% de las tierras agropecuarias del Departamento de Concepción– se encuentran actualmente en manos de 562 propietarios, quienes representan el 3,3% del total de productores”.

“Proclamamos que la tierra no puede ser simple propiedad y privilegio de algunos pocos para maximizar ganancias. La tierra, el agua, la biodiversidad en su conjunto son bienes comunes y de ella dependemos todos y todas”.

“Además, nosotros repudiamos la militarización de nuestras comunidades campesinas e indígenas, y solicitamos la derogación de la Ley 5036/13, que modifica la Ley de Defensa Nacional, por su carácter inconstitucional”.

“Denunciamos los asesinatos de campesinos por parte de sicarios y por los organismos de seguridad del Estado. Al mismo tiempo, exigimos castigo para los responsables de las muertes y el cese de persecución hacia el sector campesino e indígena”.

Y sigue adelante.

¡Son admirables y bravos estos norteños!