28 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 12 de enero de 2017, 19:47

El nominado de Trump para Exteriores despierta dudas en el Senado de EE.UU.

Washington, 12 ene (EFE).- La nominación como secretario de Estado de EE.UU. del empresario Rex Tillerson genera dudas entre varios senadores que hoy se mostraron decepcionados por su actuación este miércoles en su audiencia de confirmación para el cargo, lo que podría poner en peligro su entrada en el gabinete de Donald Trump.

El senador demócrata Jeff Merkley anunció hoy que votará en contra de Tillerson, mientras que algunos de sus compañeros más influyentes, como el demócrata Chuck Schumer y los republicanos John McCain y Marco Rubio, expresaron dudas sobre la capacidad del exjefe de la petrolera ExxonMobil para dirigir la diplomacia de EE.UU.

"Su actuación ayer fue muy decepcionante", dijo Merkley respecto a las nueve horas de audiencia de Tillerson ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

"Decididamente voy a votar en su contra", añadió el senador, que pertenece al comité de Exteriores, en declaraciones a la cadena CNN.

Las principales preocupaciones de los senadores son la larga relación personal de Tillerson con el presidente ruso, Vladímir Putin, y los posibles conflictos de interés derivados de esa amistad y de su cargo anterior como presidente de una petrolera con negocios en todo el mundo.

Otros se mostraron preocupados por los informes que apuntan a que ExxonMobil presionó al Gobierno estadounidense para que levantara las sanciones impuestas a Rusia después de su anexión de la península ucraniana Crimea en 2014, aunque Tillerson negó durante la audiencia haberse implicado jamás en esa actividad.

El senador Merkley y su colega demócrata Robert Menéndez denunciaron, además, que una compañía subsidiaria de Exxon en Europa, llamada Infineum, hizo negocios con Irán cuando eso estaba prohibido por las sanciones estadounidenses.

Preguntado al respecto en la audiencia, Tillerson aseguró que no recordaba "las circunstancias" de esa supuesta transacción.

Otros senadores se mostraron alarmados por la afirmación de Tillerson de que no había conversado con Trump sobre la política hacia Rusia, o por su reticencia a condenar la campaña contra las drogas del presidente filipino, Rodrigo Duterte, cuyas fuerzas de seguridad han ejecutado a 6.100 personas.

El senador republicano Marco Rubio, que protagonizó el interrogatorio más duro a Tillerson durante la audiencia, no quiso precisar si respaldaría al nominado por Trump, pero dijo que estaba "preparado para hacer lo correcto" incluso si el resto de su partido votaba en otro sentido.

El senador McCain, presidente del Comité de las Fuerzas Armadas y líder de la minoría, también afirmó hoy a periodistas que no había decidido aún si respaldar a Tillerson en el pleno del Senado.

Mientras que uno de los demócratas más influyentes, el líder de la mayoría Chuck Schumer, expresó sus preocupaciones sobre el empresario.

"Si el señor Tillerson ni siquiera puede decir que apoyará las sanciones existentes (a Rusia), ¿qué tipo de secretario de Estado será? Estoy preocupado", afirmó Schumer.

Si los diez demócratas que integran el Comité de Relaciones Exteriores del Senado votaran en contra de Tillerson y a ellos se sumara Rubio u otro de los once republicanos del panel, la nominación podría ser referida al pleno de la Cámara con un mensaje de "sin recomendación", explicaron a Efe fuentes legislativas.

Eso podría desatar una complicada batalla de confirmación en el pleno del Senado, y supondría una humillación para uno de los candidatos de más alto perfil nominados por Trump.