7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 12 de septiembre de 2016, 11:24

El New York Times pide a México más protección para los periodistas ante demandas

Nueva York, 12 sep (EFE).- The New York Times llamó hoy a las autoridades mexicanas a aprobar nuevas normas que hagan más difíciles las demandas por difamación contra los periodistas, con el fin de que puedan investigar e informar sobre los poderosos.

El diario estadounidense, en un editorial, llama la atención sobre los efectos negativos que está teniendo para la prensa una "reciente oleada de demandas engañosas" contra periodistas, a la que se añade una decisión judicial que en mayo eliminó máximos monetarios en reclamaciones por difamación ante la Justicia.

Ante esta situación, el periódico considera que los legisladores deberían aprobar una ley que dificulte las demandas contra los informadores por parte de funcionarios y otras figuras públicas.

The New York Times opina además que el presidente, Enrique Peña Nieto, debería respaldar ese movimiento, tras haber sido objeto de acusaciones por operaciones inmobiliarias que supuestamente habrían beneficiado a su familia.

"Le vendría muy bien para recuperar la confianza de un electorado al que ha dado muchas razones para dudar de su integridad y juicio", señala el periódico.

El editorial destaca, entre otros, el caso de la periodista Carmen Aristegui, parte del equipo que destapó el llamado caso de la "Casa Blanca", cuando se conoció que la primera dama de México, Angélica Rivera, había encargado a un contratista del Gobierno la construcción de una lujosa mansión en la capital mexicana.

Aristegui fue despedida del grupo MVS y posteriormente fue demandada por el presidente de la empresa, Joaquín Vargas, por el prólogo en un libro sobre aquel escándalo.

The New York Times apunta a los esfuerzos de México para mejorar la transparencia en el poder y considera que el éxito a la hora de acabar con la cultura del "nepotismo y la corrupción" dependerá en gran medida de que los periodistas puedan investigar e informar sobre la clase dirigente.