20 de septiembre
Miércoles
Calor
23°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 15 de marzo de 2017, 02:00

El MOPC se anticipa al informe de la Contraloría y otorga rutas 2 y 7 a Sacyr

Ayer se firmó el contrato del primer proyecto APP para duplicar las vías nacionales y la firma española explotará las rutas por 30 años. La obras deben arrancar en junio con recapado desde San Lorenzo.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) firmó ayer el contrato con el consorcio liderado por la española Sacyr para la duplicación de las rutas 2 y 7, que se lleva adelante bajo la Ley de Alianza Público-Privada (APP). El consorcio, que fue el único oferente de la licitación, explotará ambas rutas nacionales por 30 años.

El contrato debía firmarse después de la conclusión de la auditoría que viene realizando la Contraloría al proyecto del Aeropuerto –otra APP que también están a punto de otorgar a Sacyr–, pero el MOPC se anticipó al informe del organismo de control, que saldrá esta semana. Con la firma del contrato será ya difícil frenar el proceso.

Del acto participaron el ministro de Obras, Ramón Jiménez Gaona; el jefe de Gabinete de la Presidencia, Juan Carlos López Moreira, funcionarios del MOPC y otras instituciones. Por el consorcio contratista participaron Fernando del Campo (Sacyr), Luis Pettengill (Ocho A) y Vítor Alves (Mota Engil).

Los antecedentes de incumplimiento y problemas judiciales de la compañía española en diferentes países, como España, Colombia, Panamá y Chile, no fueron suficientes para frenar el proceso. Según denuncias, el MOPC violó la propia Ley APP, ya que la normativa prohíbe la participación de empresas que incumplieron contratos, ya sea en sus países de origen, a nivel local o que tengan conflictos judiciales.

El ministro Jiménez Gaona dijo que la firma del contrato se adelantó por los plazos legales que ya exigen una definición. Además, defendió el proyecto y dijo que la firma del contrato está basada en dictámenes jurídicos presentados por las instituciones involucradas e incluso dictámenes jurídicos externos, de los ministerios involucrados, que "demuestran y garantizan" que la empresa está habilitada.

"Con ese respaldo nosotros nos sentimos suficientemente cubiertos para poder llevar adelante este proceso para la construcción de este proyecto, que es de suma importancia para nuestro país", refirió. Además, dijo que los mismos documentos respaldan la APP para que Sacyr pueda quedarse con el Aeropuerto.

A partir de la adjudicación de las rutas 2 y 7 ya se constituyó la SOE (Sociedad de Objeto Específico), que se encargará de duplicar y cobrar el peaje en ambas carreteras. De esta sociedad, Sacyr lidera con un 60% de participación accionaria y el resto corresponden a sus socios Mota Engil de Portugal (20%) y Ocho A (20%).

Luis Pettengil, que fue vocero del consorcio, señaló que el mismo no tiene ningún problema a nivel internacional, ya que si era así no conseguirían financiación internacional al proyecto. Vale señalar que JP Morgan capitalizará la mayor parte del proyecto. "La empresa Sacyr no tiene ningún tipo de problemas, es más de político", refirió.

OBRAS. En total se intervendrán 170 km desde San Lorenzo hasta Pastoreo (inicio de la concesión de Tapé Porã), en el Departamento de Caaguazú, y requerirá de una inversión de USD 527 millones (monto de la adjudicación).

La obra debe arrancar en el mes de junio con el recapado del tramo desde San Lorenzo-Ypacaraí, denominado tramo 0. La duplicación desde Ypacaraí comenzará en nueve meses, luego del cierre financiero con las entidades financistas.

El consorcio percibirá un total de casi USD 1.700 millones por construir, operar y mantener ambas rutas por 30 años. De acuerdo con el estudio de factibilidad, solo el 64% de la obra es autosostenible; es decir, que se paga del peaje, que llega a USD 1.088 millones.

Por otro lado, el 36% del costo final de la obra debe salir de las arcas del Estado.