4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 28 de junio de 2016, 14:10

El MoMA recuerda al cineasta experimental Bruce Conner con una retrospectiva

Nueva York, 28 jun (EFE).- El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) recordará desde el 3 de julio y hasta el 2 de octubre al cineasta experimental y artista multidisciplinar estadounidense Bruce Conner con la primera retrospectiva desde su muerte.

Se trata de una mirada amplia de su carrera, con hasta 250 obras entre cortometrajes, pintura, escultura y, por supuesto, ensamblaje, la técnica de la que fue pionero.

Entre otras, se podrá ver una de sus obras audiovisuales más destacadas, "A movie" (1958), un filme de 12 minutos formado por secuencias de antiguas películas y extractos de noticieros de la época.

Conner, que debutó como artista en Nueva York pero después se trasladó a Los Ángeles, fue clave para los movimientos contraculturales y de arte experimental en ambas costas del país, señalaron en la previa a la prensa dos de los comisarios, Stuart Comer y Laura Hoptman.

El artista (Kansas, 1933) realizó muy joven su primera muestra en la Rienzi Gallery de Nueva York.

A finales de los cincuenta, se especializó en crear esculturas con medias de nailon, fragmentos de muebles, fotografías, muñecas rotas, pinturas y otros utensilios, y empezó su carrera como cineasta independiente.

Durante la década de los sesenta, Conner compaginó el cine con la pintura (con gran influencia por la obra de Max Ernst), y también siguió innovando con la escultura, los collages y los grabados, distintos formatos de los que la muestra da buena cuenta.

El artista también formó parte tras mudarse a San Francisco del círculo de la llamada generación "Beat", en la que también estaban artistas como Wallace Berman y poetas como Lawrence Ferlinghetti y Michael McClure.

Conner murió en 2008 con 74 años tras una larga enfermedad.