3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 15 de noviembre de 2016, 15:25

El MoMA recopila la obra de Francis Picabia, el artista que huyó de etiquetas

Nueva York, 15 nov (EFE).- El MoMA de Nueva York ha recopilado la obra del pintor francés de padre cubano Francis Picabia, un artista multidisciplinar que huyó de etiquetas y cuya primera retrospectiva completa en EE.UU. se podrá ver a partir del 21 de noviembre.

"Nuestras mentes son curvas, así que nuestros pensamientos pueden cambiar de dirección", es el aforismo acuñado por Picabia que da título a una exposición que recoge 125 pinturas y 45 trabajos en papel, celuloide, así como poemas y escritos.

A lo largo de su vida, Picabia (1879-1953) esquivó el encasillamiento y pasó por el postimpresionismo, el cubismo, el dadaísmo, el surrealismo y el arte abstracto, "lo que da cuenta de cuántos diferentes Picabia existieron", señaló en la previa para la prensa el director del MoMA Glenn D. Lowry.

El francés sufrió las dos guerras del siglo XX y pasó la primera gran guerra en el exilio, primero en Nueva York, donde quiso mostrar la vanguardia europea, y después en Barcelona, donde se mostró por primera vez una gran exposición del pintor en la galería Dalmau de la ciudad condal.

Una de las comisarias de la exposición, Anne Umland, destacó que aunque el padre de Picabia nació en Cuba procedía de una familia gallega y el pintor "sentía sus raíces españolas".

Esa influencia se traspasó a los lienzos como "Espagnole à la cigarrete" (1922) o "La Révolution espagnole" (1937), y que como otros cuadros como "Nuit espagnole" muestran el conflicto inminente en España.

Umland destacó en ese sentido que el período de entreguerras y el aumento del nacionalismo y el totalitarismo en toda Europa influyó a Picabia quien tenía cierta "ironía" para mostrar el mundo que le tocó vivir, apuntó también Lowry.

Del conjunto de su obra destacan los frescos coloristas como "Jeune fille américane; danse" (1913), el cuadro dadaísta "Tableau Rastradada" (1920) o abstractos como "Danger de la force" (1947).

De la misma época y edad fue otro artista en París, Pablo Picasso, quien se mantuvo más fiel a su estilo que el cambiante Picabia, señaló Umland.

"Estoy de acuerdo con una frase que oí el otro día sobre que Picasso se creía Dios y Picabia era un descreído", apuntó.

Artista solitario, uno de sus principales amigos fue la escritora estadounidense y coleccionista de arte Gertrud Stein.

Picabia pasó los últimos años de su vida en el sur de Francia, desde donde renegó del arte figurativo que había abrazo al principio de su carrera.

Murió en 1953 en París en la misma casa donde había nacido 74 años antes.