9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 26 de junio de 2016, 04:07

El ministro iraquí de Defensa asegura que el 90 por ciento de Faluya está a salvo y es habitable

Bagdad, 26 jun (EFE).- El ministro de Defensa iraquí, Jaled al Obeidi, aseguró hoy que el 90 por ciento de la ciudad de Faluya está a salvo y es habitable, a pesar de los combates que mantienen desde hace un mes las tropas gubernamentales y los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

En una breve declaración en su cuenta de Twitter, el ministro indicó que "el 90 por ciento de Faluya está a salvo y es habitable porque tomamos desprevenido a Daesh (acrónimo árabe del EI), por lo que no pudo destruirla como sí hizo en Ramadi y en Sinyar".

Ramadi y Sinyar fueron liberadas de la presencia de los yihadistas los pasados noviembre y diciembre.

Esta semana, el general Abdelwahab al Saidi, comandante de la Operación de Liberación de Faluya, había asegurado que el 85 por ciento de la ciudad estaba bajo el control de las fuerzas iraquíes.

Las declaraciones de Al Obeidi se producen un día después de que las fuerzas iraquíes recuperaran por completo el control del barrio de Al Mualemin en la ciudad de Faluya e irrumpieran en el de Al Golán, el último reducto de "Daesh" en la localidad, situada a 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

A finales de mayo pasado, el Ejército iraquí comenzó una ofensiva para arrebatar a los yihadistas Faluya, principal bastión del EI en Irak después de Mosul.

Las tropas lograron liberar el 17 de junio el edificio de la administración local, pero todavía quedaban por eliminar focos de yihadistas en las zonas septentrionales de la urbe.

Estas operaciones militares han empujado a decenas de miles de personas a huir de Faluya hacia lugares más seguros.

Según el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, en sus siglas en inglés), unas 62.000 personas se han instalado en los campamentos de desplazados, en su mayoría ancianos, mujeres y niños.