3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 22 de agosto de 2016, 21:30

El Mindulle llega a Hokkaido tras dejar cerca de Tokio un muerto y 60 heridos

Tokio, 23 ago (EFE).- La isla septentrional nipona de Hokkaido se encuentra hoy en alerta meteorológica ante la llegada del tifón Mindulle, que a su paso cerca de Tokio en la víspera dejó un fallecido, 60 heridos e importantes interrupciones en el transporte.

El Mindulle, noveno tifón de la temporada en el Pacífico y catalogado como "fuerte", golpeó con fuerza la capital nipona y sus zonas aledañas, donde dejó vientos de hasta 180 kilómetros por hora, intensas precipitaciones y desplazamientos de tierra, lo que provocó que se paralizaran importantes conexiones aéreas y ferroviarias.

El tifón fue el primero en los último once años en entrar directamente en territorio nipón a través de la región central de Kanto, donde pasó por parte de la prefectura de Chiba (colindante con el Área Metropolitana de Tokio) el lunes.

El Mindulle se desplazó a continuación hacia el noreste por el Pacífico y la costa nororiental de Japón hasta llegar hoy a Hokkaido sobre las 6 hora local (21.00 GMT del lunes), aunque para entonces su fuerza había disminuido y la Agencia Meteorológica nipona (JMA) rebajó su a categoría a tormenta subtropical fuerte.

Aún así, el organismo meteorológico nipón ha alertado del riesgo de que se produzcan precipitaciones torrenciales, inundaciones, corrimientos de tierra y un fuerte oleaje en el norte del archipiélago nipón.

En las prefecturas de Tokio y Chiba, el Mindulle generó el lunes precipitaciones de más de 100 milímetros por hora, lo que dejó carreteras anegadas y más de 60 casas dañadas por inundaciones o corrimientos de tierra.

Una mujer de 58 años falleció después de ser arrastrada por el agua en una carretera en la prefectura de Kanagawa, al sur de Tokio, según informaron las autoridades locales, mientras que otras 60 personas resultaron heridas en diversos accidentes causados por las condiciones meteorológicas extremas.

Más de 500 vuelos resultaron cancelados, la mayoría de ellos desde el aeropuerto tokiota de Haneda, lo que afectó a unos 73.000 pasajeros.

Asimismo, numerosas líneas ferroviarias registraron retrasos o cancelaciones en el centro, el este y el noreste de Japón, entre ellas las del servicio de alta velocidad shinkansen, al igual que la conexión por vía marítima entre la isla de Hokkaido y la prefectura de Ibaraki, al noreste de Tokio.