27 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 23 de diciembre de 2016, 14:34

El mayor sindicato petrolero de Brasil en huelga contra los recortes salariales

Sao Paulo, 23 dic (EFE).- La Federación Única de Petroleros (FUP), el mayor sindicato del sector en Brasil, inició hoy una huelga contra el ajuste en el salario de los trabajadores propuesto por la estatal Petrobras y que consideran insuficiente.

Después de varias asambleas celebradas en las principales bases petroleras, "los trabajadores aprobaron la realización de paros" de sus funciones "a partir de las cero horas de este viernes", señaló el sindicato en un comunicado.

La huelga se produce en protesta por el proyecto de ajuste salarial presentado por Petrobras, que en una nota calificó de "justo considerando la situación financiera de la empresa".

Los trabajadores del sector aprobaron por un 95,4 % rechazar el plan de la estatal, por un 1,9 % que votó a favor del mismo, mientras que el inicio de los paros obtuvo un apoyo del 78,3 %, informó la FUP.

"La propuesta fue rechazada porque Petrobras insiste en discutir la reducción de jornada con la de salario, pero para la FUP eso debe ser tratado en la Comisión de Régimen de Trabajo, así como la reducción del número de horas extras realizada por la compañía", argumentó la división sindical del Norte Fluminense.

Petrobras, empresa que aporta cerca del 13 % del producto interior bruto (PIB) de Brasil y tiene alrededor de unos 85.000 trabajadores, enfrenta una profunda crisis económica agravada por el enorme escándalo de corrupción destapado en su interior, el cual ha enviado a prisión a directivos de la compañía y políticos.

Todo ello, unido al descenso de los precios internacionales del petróleo, ha llevado a la empresa a acumular pérdidas por 17.334 millones de reales (unos 5.290 millones de dólares) entre enero y octubre de este año.

La estatal decidió acudir a la Justicia con un pedido de conciliación para continuar la negociación con los sindicatos, pues considera que en "todas" las reuniones celebradas con anterioridad hubo "avances que buscaron atender las demandas" de los trabajadores "dentro de las limitaciones financieras" de la compañía.

"La conclusión de ese proceso, que ya dura más de tres meses, es necesaria y beneficia a todas las partes", agregó en el comunicado.

La petrolera informó a su vez que la huelga "no ha provocado perjuicio a las actividades de la compañía".